Y cuando se vayan ¿qué?

Y cuando se vayan ¿qué?

Desde que trasladaron el comando de la Policía Nacional a Cali, debido a los petardos instalados en la ciudad, tengo una idea en la cabeza y es que al pobre general Castro prácticamente lo condenaron a terminar su periodo como director acá. La instrucción que dio Uribe es “hasta nueva orden” y esa es una decisión basada en los logros que se obtengan en el tiempo. Y no es porque crea que el general Castro sea incapaz o que le quede grande la misión sino que simplemente ésta limita con lo imposible.

Sin embargo, alejándonos de la imposibilidad o no de cumplir la misión, por estos días de aumento de la fuerza pública en Cali la verdad es que me he sentido más seguro en esta ciudad que ya sentía como perdida, como robada, en donde ya me hacía a la idea de haber perdido el derecho a vivirla a sus anchas. Entonces me pregunto varias cosas: ¿el pie de fuerza de la Policía Metropolitana es suficiente? Si lo es, ¿¿entonces el problema es de corrupción?? ¿O por qué tienen que traer a mil y pico de hombres para evitar que nos lleve el que nos trajo? Y, peor aun, ¿qué va a pasar cuando se vayan? ¿Vamos a volver a lo mismo?

Esto se puede quedar en apagada de incendio si sólo se limita a una acción de contención y la verdad es que me da miedito.

Comments

comments