El Club de la Pelea

Consumidor ejemplar que sigue obedientemente las normas del sistema –incluso a costa de sus propios sueños– Jack (Edward Norton) encuentra en un Tyler Durden (Brad Pitt) sin inhibiciones y un Club del que no se puede hablar, excusas para descubrir que sólo cuando se toca fondo, cuando ya nada se puede perder, es que se es verdaderamente libre.

Después de traernos ‘nuevos’ clásicos del suspenso como El Juego (1997) y Seven (1995), David Fincher vuelve a crear personajes con los que reímos a carcajadas porque nos reconocemos en ellos, o a los que acompañamos con mudo asombro porque hacen lo que siempre hemos querido hacer y no nos hemos atrevido.
Este profundo drama psicológico y filosófico disfrazado de película de acción es un terremoto que sacude la complacencia con la que aceptamos ser lo que otros nos dicen. Aparte de eso, es una golosina visual y sonora que nos envuelve con efectos especiales tan buenos que casi olvidamos que están allí, que fueron pensados para realzar la percepción de la realidad, no para descrestar. Una experiencia arrolladora que nos lanza las preguntas sin resolver del milenio que vio cerrar y nos invita a ver al nuevo con ojos abiertos, como el Jack que logra exorcizar sus demonios.
Caos. Travesuras. Jabón. Y si es tu primera vez, tendrás que pelear.
Dirección: David Fincher
Guión: Jim Uhls basado en la novela homónima de Chuck Palahniuk
Protagonistas: Brad Pitt, Edward Norton y Helena Bonham Carter
Estados Unidos, 1999

Comments

comments