#Entrevista a Carlos Moreno, director de “Que Viva la Música”

#Entrevista a Carlos Moreno, director de “Que Viva la Música”

¡Que Viva la Música! y ¡Que Viva el Cine!

que viva la música

Este uno de los Directores de cine más interesante que tiene el país en la actualidad. Es reconocido por haber dirigido obras cinematográficas como Perro Come Perro y Todos Tus Muertos, largometrajes que han logrado recorrer el mundo y llevarse una larga lista de reconocimientos. Se inició en el mundo del audiovisual desde muy joven cuando estudiaba su carrera de Comunicador Social y ha estado metido de lleno no sólo en el cine sino también en el mundo publicitario y la televisión. Su nueva película ¡Que Viva la Música! basada en el libro de Andrés Caicedo lo llevó a explorar un mundo donde la adrenalina de la juventud lleva al ser humano a vivir a los límites de su ser. Aquí nos compartió un poco de lo que veremos pronto en las salas de cine.

¿Cómo fue trabajar basándose en la novela icónica de Andrés Caicedo?

Más que haber hecho un proceso de adaptación lo que hicimos fue inspirarnos en la obra del escritor caleño. Siempre tuve en mi mente que el libro era algo que no podía llevarse a la pantalla grande, pero cuando me encontré con el texto cinematográfico de Alberto Ferreras vi que podíamos hacer algo interesante. La verdad el proceso de la película fue capitaneado siempre por su productor Rodrigo Guerrero y por el propio Ferreras que ya venían trabajando hace mucho rato en el proyecto gracias a la iniciativa de Dynamo. Fue difícil, pero luego comprendimos cuál era ese universo que queríamos mostrar.

¿Qué tan fiel es la película al libro?

Como lo dije antes la película es inspirada en el manifiesto de la obra de Caicedo. Ella conserva la esencia rebelde de la novela, haciendo una aproximación personal al espectador. Por ejemplo, la película se sitúa en una época atemporal, porque creemos que la historia así haya sido escrita hace 40 años sigue atravesada en el comportamiento social de las personas.

carlos moreno

¿Qué significa para usted la obra de Andrés Caicedo?

Creo que es el primer escritor urbano que tuvo Colombia y Cali fue privilegiada en eso. Caicedo logró construir un universo y una radiografía de una ciudad que en los años 70 apenas se estaba empezando a transformar y que tiempo después sufriría una tempestad tremenda que por poco casi acaba con ella. Andrés Caicedo es para mí un autor revolucionario y no tanto revolucionario porque se haya inmolado con su publicación cumbre sino porque se atrevió a mirar la ciudad y la realidad colombiana de una manera rebelde. Esa rebeldía que todos necesitamos experimentar a veces.

¿Qué fue lo más emocionante de rodar la película?

Yo siento que cada instante tiene una emoción diferente, una tensión diferente y un éxtasis y un dolor diferentes. Cada momento de haber pasado en ella fue intenso. Pero en general lo más emocionante fue construir un texto y  una imagen sobre la ciudad en la que nací y crecí, y en la que muchas veces quise decir tantas cosas y no pude.

¿Qué fue lo más difícil de hacer la película?

Pienso que el reto estuvo en asumir la estrategia del rodaje con todo el equipo humano, desde el técnico hasta los actores. Antes de rodar ¡Que Viva la Música! yo estaba acostumbrado a hacer esquemas más prácticos y sólidos, donde cada cosa que se debía hacer estaba milimétricamente planeada.  En el caso de esta cinta fue muy diferente: me dediqué a seguir a los actores más que ellos me siguieran a mí, y permití que ellos mismos crearan esos universos propios de la historia. Confieso que era la primera vez que no tenía un storyboard tan preciso para trabajar sino que me fui trazando objetivo tras objetivo por escena.

¿Cómo cree que está el cine colombiano?

En el cine colombiano definitivamente están apareciendo cosas que yo esperaba que ocurrieran y que nos está situando por fin en el mapa mundial de las producciones. Técnicamente y estéticamente los directores colombianos están avanzando mucho y gracias al impulso de la ley de cine muchos proyectos por fin están viendo la luz. Eso sí creo que en el país no sólo se debe producir cine de autor, hay que darle cabida a los demás géneros, incluso el comercial. Además tenemos que enfocarnos en formar públicos y para eso es necesario contar con espacios diversos para que esto se pueda dar a plenitud. El cine debe conquistar y no mendigar. El cine debe contar con crítica que lo analice a profundidad y debe alejarse de la farándula del momento.

carlos moreno

¿Cómo pueden competir las películas colombianas con el cine hollywoodense?

No pueden competir. El cine hollywoodense es la industria más grande y si bien alguna película colombiana logra pellizcar algo de su público, pues muy bueno.

¿Qué tanto ayuda la ley de cine?

Nos ha ayudado muchísimo. Gracias a ella la producción cinematográfica se ha vuelto incluyente. Esta ley ha impulsado muchísimo al cine y digamos que partió la historia en dos de la industria colombiana.

¿Qué viene después de “¡Que Viva la Música!”?

Hay varias cosas cocinándose por ahí, pero por ahora estamos enfocados en este trabajo.

 

Entrevista realizada por Luis Gaviria   @luisgaviria226

Comments

comments