Entrevista a Petr Jákl, director de “Ghoul”

Entrevista a Petr Jákl, director de “Ghoul”

Ghoul

 

¿Qué tan difícil es hacer una película de terror?petr jakl

Bastante. Antes de hacer “Ghoul” (Juegos Demoníacos) tuve que ver todo tipo de documentales sobre los peores caníbales para de esta forma hacerme “inmune”al canibalismo y poder aportar una visión profesional del tema en la película. Yo no quería grabar una película tipo Gore sobre caníbales, sino algo que estuviera más enfocado al miedo que rodea al canibalismo.
Constantemente cosas malas nos aterrorizan porque les dejamos hacerlo; nuestras mentes crean historias horribles que nos llevan al límite y si les permitimos hacerlo, entonces quedaremos atrapados, pero si dejas que tu mente te lleve a experimentar ese miedo, como espectador, entonces puedes sacar un poco de provecho, disfrutarlo y poco a poco ir superándolo, porque al final de la película verás que tus pesadillas no son nada comparadas con lo que viste.

 

¿Cuál es la clave para aterrorizar a la audiencia? ¿Cómo logras conseguir ese preciso momento en donde puedes hacer al espectador saltar de la silla?

Hay muchas maneras de asustar a la audiencia, pero la mejor forma de conseguirlo es a través de los efectos de sonido. El sonido tiene que ser aterrador e impecable. Quiero crear una sensación de temor anticipada en la audiencia. Ellos (los espectadores) progresivamente están a la espera de que algo suceda, están a la expectativa de gritar del susto. Me gusta jugar con ese sentimiento de suspenso y ansiedad. Apenas la audiencia baja la guardia, yo entro a trabajar con los efectos de sonido, consiguiendo así hacerlos saltar de la silla.   

 

¿Cómo fue la preparación de los actores para interpretar sus papeles en la película?

podval2Una de las actrices, Alina Golovlyova, me comentó que ella creía en las fuerzas sobrenaturales y que su peor pesadilla de la infancia era que Chikatilo regresara de la muerte, así que cuando leyó el guion quedó totalmente aterrada y no quería ser parte de la película, pero al final decidió continuar ya que esto le podía servir como una terapia para superar sus miedos. Se arrepentía de su decisión constantemente durante la filmación ya que le era extremadamente difícil lidiar con el tema, pero al final esto la hizo más fuerte.

 

¿Dónde está la “magia” del mockumentary (falso documental)? ¿Qué lo hace diferente de otro cualquier otro género cinematográfico?

Yo quería actores que no fueran conocidos, pero tenían que ser geniales, por eso hice el casting en siete países diferentes por al menos seis meses. Tuve a una actriz de Londres, dos actores de Los Ángeles, y los demás eran ucranianos, así que cuando los actores californianos llegaron a Kiev estaban bastante asustados porque sabían que íbamos a grabar en locaciones reales, donde gente había sido asesinada. Tuvimos que ir a la frontera entre Rusia y Ucrania todos los días y la policía fronteriza nos aconsejó no adentrarnos solos al bosque debido a los lobos y osos, además que evitáramos hablar con gente extraña, entre otras cosas, sin embargo lo hicimos porque la mayoría de las tomas debían ser en el bosque, en horas de la noche. Algunas situaciones fueron realmente atemorizantes debido a que sentíamos que alguien nos estaba observando constantemente y no podíamos deshacernos de ese sentimiento.
Creo que el género “falso documental” ayuda a crear una atmósfera real para la película y eso era parte de mi plan. Esa es la magia del mockumentary, que agrega una dosis de realidad.

 

¿Hay algún motivo en particular para centrar tu atención y tu película en Andrei Chikatilo?juegos demoniácos

Yo estaba en Ucrania en el 2010, en un festival con mi primera película “Kajinek”, un thriller político que expone la corrupción en la República Checa y que está inspirada en hechos reales; tuve la oportunidad de hablar con algunos ucranianos y me contaron sobre la hambruna de 1932 y el caníbal Chikatilo. Me sentí muy interesado porque hablaban del canibalismo como si hubiera sido parte de sus vidas, con una gran naturalidad. Así que empecé a investigar, tal como lo hice con mi primer filme y encontré una mayor conexión entre la hambruna y Chikatilo. Los hábitos y costumbres ucranianos también me resultaron muy interesantes, ellos creen en los poderes psíquicos, son supersticioso, y muchos también creen en las fuerzas sobrenaturales. Decidí entonces usar toda esta información y comenzar a distorsionar un poco las líneas entre la realidad y la ficción, y lograr que la audiencia no supiera qué era real y qué no, por ese motivo incluí el material filmográfico real del caníbal Andrei Chikatilo, de igual manera grabé un documental con sobrevivientes reales de la hambruna, el cual utilicé en la película. El filme fue rodado en locaciones reales, donde eventos aterradores sucedieron y donde Chikatilo nació.

 

Durante “Ghoul”, podemos ver a los personajes filmando a distintos testigos y sobrevivientes del canibalismo en Uncrania. ¿Eran reales estos testimonios o simplemente eran actores ambientando la escena?

Los testimonios de los aldeanos eran reales y fue parte de mi plan para hacer a la película lo más realista posible. Sus historias sobre canibalismo son extremadamente escalofriantes porque son ciertas.

 

Siempre he pensado que hay algo “retorcido” en la mente de un director del terror, ya sea una atracción por la sangre, la tortura, fantasmas, demonios, etc. Y creo que es importante, porque no puedes trabajar en un tema que no es de tu atracción. Basado en eso ¿Cuál dirías que es tu atracción “retorcida”?

 

Creo que el verdadero Ghoul (Haciendo un juego de palabras en inglés) fue vernos todo el tiempo durante las grabaciones en Ucrania. En ocasiones, cosas realmente raras sucedieron: Sonidos extraños en el bosque y en cabina, coincidencias, en fin. Tal vez, algunas veces no sea bueno jugar con temas tan delicados como fantasmas o demonios, pero es imposible no hacerlo si quieres lograr hacer una buena película de terror.

 

Autor: Yamil Chuaire
Twitter: @JameelSchuaire
yamil chuaire

 

 

Comments

comments