La Clemencia de Tito

La Clemencia de Tito

Siguiendo con la temporada  de The Metropoliyan Opera en Vivo, este próximo 1 de diciembre de 2012, llega la cuarta entrega de esta temporada de música, teatro y canto en vivo desde New York.

Este sábado 1 de diciembre, Cine Colombia transmitirá en directo la única producción de La Clemencia de Tito que ha hecho carrera en el Metropolitan de Nueva York desde 1984. ‘Celos, venganza, regicidio’; una historia clásica sobre las cosas que hacemos por amor.

El misterio de La Clemencia

Mientras terminaba el manuscrito de La Flauta Mágica, en julio de 1791 Mozart recibió una oferta generosa: componer una ópera para la coronación del emperador austriaco, Leopoldo II, como rey de Bohemia, para el 6 de septiembre de ese mismo año. Todo parece indicar que, luego de un adelanto cuantioso, la compuso en 18 días. Desde entonces ha reinado la suposición de que La

 Clemencia de Tito fue una mera tarea, no tan buena, hecha a la carrera y sin la inspiración que caracteriza cada una de las tres grandes óperas que compuso con el libretista Lorenzo Da Ponte: Las Noches de Fígaro, Don Giovanni y Così Fan Tutte.Pero es difícil oír La Clemencia de Tito y creer que el genio de Salzburgo iba a dejar de serlo justo en la cúspide de su madurez creativa. El filósofo Slavoj Zizek dice que no puede ser una mera coincidencia el hecho de que Mozart estaba terminando La Flauta Mágica cuando concibió La Clemencia. Según él, ésta es el anverso, la verdad oculta a la sombra de la Flauta, “la obscena y reaccionaria realidad política” de lo que en La Flauta es magia.Mozart era masón, un “Illuminati” y un hombre sumamente consciente de las ideas políticas y morales de su época. Si La Flauta Mágica es la crítica a la iglesia, a los ‘hombres que no cuestionan el establecimiento’, La Clemencia de Tito puede ser la resignación a que, como siempre habrá poder y éste es por naturaleza injusto, debe ser únicamente un ejercicio constante de clemencia. La Flauta, por ejemplo, podría llamarse “La Clemencia de Sorastro”. De hecho, “el canon completo de las grandes óperas de Mozart se puede leer como un despliegue del motivo de la dispensación y la misericordia, del perdón en todas su variaciones”, como escribe Zizek.

 

Comments

comments