Mambe: La animación caleña que le apuesta a la memoria ancestral

A través de un cortometraje animado en 2D en carboncillo, Joan Millán apoyado por un grupo artístico entre los que está la mano creativa de Arturo Gómez, un joven estudiante de la Universidad Icesi, intenta plasmar en su trabajo, la visión que tienen los pueblos colombianos sobre la hoja de la coca.

En Colombia, el conflicto armado ha generado una visión tergiversada del país. Un ejemplo de ello es cómo ha contribuido a perjudicar la imagen de las comunidades indígenas del país, pues los actores armados usan los cultivos de coca para alimentar sus prácticas ilegales, pero los grupos nativos los utilizan para “mambear” o masticar la planta, como parte de sus creencias, hábitos y/o de rituales ancestrales.

Eso es justamente lo que Joan Millán, un caleño de 33 años, y quien ya ha participado en varios proyectos de imagen real y animación, como “Len y el canto de las Ballenas”, quiere desmitificar, para que la gente comprenda que “muchos de nuestros pueblos sostienen esta práctica como una manera de integrar comunidad con la palabra y crear realidades sagradas con el pensamiento”, expresa el realizador audiovisual.

Por esta razón, Joan se contactó con Arturo Gómez, estudiante de sexto semestre de Diseño de Medios Interactivos de la Universidad Icesi, para que le dé una forma visual propia a la historia de un hombre indígena que va creando montañas con su pensamiento mientras mastica hojas de coca, y encuentra un perro arquitecto de ruinas que lo desafía a integrar la oscuridad de la existencia humana.

Durante este proceso que ha tomado cerca de un año, Arturo ha empleado carboncillo para recrear la narrativa conceptualizada por Joan a través de ilustraciones, y de esta manera se evidencian dos logros: “se construye un nuevo espacio para la animación en la ciudad y se recupera la memoria ancestral, poniendo en debate porqué es importante impulsar la animación en un referente como lo es Cali en el cine; pero también permite fijarse en estas comunidades que existen, que son originarias del país en que vivimos, pero no se les da la atención debida”, detalla Arturo.

Gracias a la experiencia inmersiva de Joan desde sus 21 años con indígenas mapuches en el Ecuador, pero también con comunidades colombianas en el Putumayo, el Cauca, la Sierra Nevada y de otros países, más la sensibilidad creativa de Arturo, que viene tomando fuerza en Cali gracias a su sello original en las ilustraciones; el trabajo se ha materializado con éxito.

De esta manera, el proyecto en este momento ha cumplido con su Desarrollo (una etapa específica para un trabajo de animación, antes de Preproducción), se cuenta con story board, guion, diseños de escenarios y personajes, y un teaser.

“Estamos en búsqueda de financiación para entrar a Producción, con la meta de estrenar el cortometraje en el Festival de Annecy, en Francia, en Junio del 2018, para lo cual debería estar terminado en Febrero del mismo año”, concluye Joan quien resalta que en 2016 que conoció del trabajo de Arturo, le “llamó la atención la calidad de sus acabados y la precisión en la anatomía, aspectos principales en Mambe”, los cuales reflejaron “sencillez, disposición y profesionalismo”  que le permitieron al joven icesista vincularse al proyecto.

 

 

Comments

comments

Leave a Reply

*