THE OSCARS : premia a la industria y no al cine

THE OSCARS : premia a la industria y no al cine

The Oscar'sEs un hecho que el cine de Hollywood es el que más se ve en todo el mundo, incluso en los países con una sólida tradición Cinematográfica y los premios Óscar son un baluarte de esta tradición. Su prestigio está basado en que premian películas que la mayoría de los espectadores ha visto;a diferencia de festivales como Cannes, Berlín y Sundance; que premian las “raras” que pocos conocen. Se trata de un gran círculo económico en el que la academia de Hollywood, los estudios, los productores y los exhibidores se hacen el mutuo favor de premiar películas que, gracias al premio, luego se distribuirán y venderán mejor. Más allá de criticar a los premios, miremos por que no debemos tomarlos tan en serio:

1. La “Academia” es un grupo de más de quinientas personas que mira las películas y sugiere sus favoritas del año. Es bueno recordar que este grupo está conformada por antiguos ganadores que eligen películas similares a las que siempre se han premiado, en un círculo de autocomplacencia. En otras palabras, muchas películas son hechas a la medida para ganar estatuillas.

2. Los criterios para evaluar las películas van más allá de su calidad cinematográfica. El lobby que hacen las productoras para que su film gane el premio pone en desventaja a las películas de bajo presupuesto. Ésta, de todas formas, es una muy buena inversión para los grandes estudios, pues ganar un Óscar genera grandes ingresos de taquilla, venta de DVDs y productos derivados del film.

3. Hollywood es una industria de entretenimiento y muchas veces, de propaganda.Los grandes estudios planean y producen películas para el gran público que, además de entretener, tienen finales felices y mensajes favorables a los intereses norteamericanos. Las películas “políticamente incorrectas” o que vayan en contra de su sistema de valores no tienen mucha opción de ganar una estatuilla. En la lista histórica de ganadores hay muchas cintas de dudosa calidad pero armonía política con el proyecto.

4. Si los premios Óscar supuestamente premian lo mejor del cine mundial, no tiene lógica que haya sólo un galardón para “el resto del mundo”. La culpa no es de ellos, por supuesto, si no de nosotros que le damos tanta importancia a estos premios.

5. Si los premios Óscar midieran la calidad de las películas que se exhiben cada año, Titanic y El señor de los anillos 3: (El retorno del rey) serían las mejores películas de la historia del cine. Detrás de cada premio hay una gran cantidad de factores, por lo que no se trata siempre de un ejercicio serio de evaluación cinematográfica.

Es bueno recordar que hay otros premios en el mundo del cine y una buena señal de calidad de una película es que haya ganado en festivales. Aunque no están exentos de estos problemas, allí participan películas con criterio, temáticas y procedencias más amplias y se premian teniendo en cuenta el criterio del público, la crítica y el jurado.

En el cine fuera de Hollywood aun son importantes los guiones. En Hollywood, por el contrario, la industria cada vez le apuesta más al bajo riesgo de producir terceras o cuartas partes que a hacer buenas historias

Comments

comments