Retratos en un mar de mentiras

Retratos en un mar de mentiras

La cinta colombiana protagonizada por Julián Román y Paola Baldión, ganadora a Mejor Actriz en Guadalajara, estuvo en el primer lugar de los estrenos en el pasado fin de semana y superó los doce  mil espectadores el pasado martes, a cinco días de su estreno.

Retratos en un mar de mentiras que llegó a la cartelera nacional luego de su paso por los festivales de Berlín, Cartagena y Guadalajara, empezó con pie derecho en las salas de cine colombianas y no sólo en términos de taquilla sino también de crítica, tanto de los periodistas como de los espectadores asistentes a las 25 salas en las que se exhibe actualmente la cinta.

“Cine Colombia realiza los fines de semana en sus salas de exhibición una encuesta privada entre los espectadores y la calificación entre buena y excelente que ha recibido Retratos en un mar de mentiras supera el 80%”, expresó Pía Barragán, Gerente de Películas Independientes de Cineco.

Janeth Celis, directora de la Red de Mujeres Desplazadas –Promujer– y una de las primeras espectadoras de la cinta en salas de exhibición para el público,  aseguró “El autor investigó muy bien sobre la problemática del desplazamiento en Colombia y reflejó fielmente la impunidad y el desamparo que a nivel jurídico, sicológico y económico sufrimos los desplazados”.

Retratos de un mar de mentirasPor su parte la crítica especializa ha destacado tanto el trabajo del director Carlos Gaviria, como el de la protagonista de la historia Paola Baldión, una actriz colombiana que se preparó en Colombia, Canadá y Estados Unidos para éste, su primer protagónico.

Bernardita Remuy, proveniente del pueblo indígena Utoto Murui y desplazada del Amazonas a raíz de las amenazas recibidas por su labor como lidereza de la Organización de los Pueblos Indígenas de la Amazonia Colombiana –Opiac– destacó la actuación del elenco “los personajes asumieron la responsabilidad de actuar de acuerdo a las vivencias y la realidad de las víctimas del conflicto armado y el desplazamiento de diferentes sectores poblacionales de Colombia”.

Esos momentos a los que hace referencia la publicación están a cargo de Julián Román, uno de los más reconocidos actores colombianos y quien interpreta a Jairo, un fotógrafo que presta sus diálogos para hacer lo que los colombianos mejor sabemos hacer: reírnos de la tragedia, al punto de ser considerados de los seres más felices del planeta.

Actualmente Retratos en un mar de mentiras se exhibe en salas de Bogotá, Medellín y Cali y en las próximas semanas llegará a las demás ciudades de Colombia y como la describió el crítico de Portafolio, Jaime Heredia: “Una narración dolorosa y original, con excelente fotografía y novedosos efectos técnicos. Una película colombiana de grandes méritos que merece ser apoyada”.

Comments

comments