Sueños en Tecnicolor

Sueños en Tecnicolor

La animación 3D ha logrado en cine proezas cada vez más sorprendentes. Empresas como Dreamworks, Disney-Pixar, Columbia, Fox o Paramount nos han traído mundos maravillosos desde hace unos años: Toy Story, Bichos, La Era del Hielo, Shrek y Buscando a Nemo, son referencias obligadas de la maestría de este arte que ha desplazado, en cuestión de 15 años, la animación tradicional, madre de películas como El Rey León, El Jorobado de Notre Dame o Bambi.

El Séptimo Arte debe también a la animación digital muchos de sus espectaculares efectos especiales. Sin embargo, el uso de esta herramienta no es nuevo. 2001 Odisea en el Espacio de Stanley Kubrik junto con E.T de Spielberg y la alucinante Guerra de las Galaxias de Georges Lucas, marcaron en su momento hitos en la historia del arte digital. Filmes más recientes como Matrix, El Señor de los Anillos y Avatar evidencian el enorme avance tecnológico, la aceptación por parte del público, y el virtuosismo que han alcanzado sus realizadores. 

Son muchos los procesos para hacer creer lo imposible. Desde filmaciones con maquetas y grabaciones sobre fondos azules o verdes, hasta diseños exhaustivos de modelos digitales para personajes o paisajes. Son largas las horas y desbordada la imaginación para crear a partir de polígonos y algoritmos, objetos semejantes a la vida real. Un buen modelador digital replicará las formas más complejas, luces, sombras, colores y efectos en su computador. 

Y a propósito: si usted ha participado de las batallas épicas de Las Crónicas de Narnia, de los vuelos relámpago de Superman Regresa o de las cimas arácnidas del Hombre Araña 3, entonces es bueno que sepa que detrás de todos estos efectos se encuentra, ni más ni menos que, un colombiano.  

Su nombre es Fabio Zapata, un pereirano que es hoy el director técnico de Sony Pictures Imageworks. Él se ha encargado de los efectos especiales de películas como El Vengador Fantasma, Beowulf, Watchmen, Hancock, Tesoro Nacional, Soy Leyenda y Terminator: La Salvación. Su exitosa hoja de vida en Hollywood lo ha llevado a trabajar con actores como Will Smith, Tobey McGuire, Nicolas Cage, Angelina Jolie y Jonny Deep. Con éste último y Tim Burton a la cabeza, participó en Alicia en el País de las Maravillas, estrenada este año.

Colombia verdaderamente no se queda atrás en la producción de animación digital. Hoy este producto gana más y más terreno con empresas como Zero Fractal Studio, responsable de los animales bailarines del Factor X; o con EFE-X, encargada de los efectos especiales de Satanás y El Colombian Dream. Otras empresas como Oruga, Morphosis Studio, Naska Digital o Fusionarte van también a la vanguardia. 

En el campo formativo, nuestro país cuenta también con varias universidades y academias que ofrecen cursos de animación digital. Entre éstas, cabe mencionar la Universidad Nacional, la Javeriana Bogotá, la Universidad Jorge Tadeo Lozano, la Universidad de los Andes, la Fundación Lumière y la Academia Francesa de la Imagen. 

Así pues, la próxima vez que se encuentre entre castores que hablan, robots futuristas o desentrañando tesoros perdidos, no olvide que la animación digital de alta calidad es también un asunto colombiano.

Comments

comments