Bomba Estéreo

Bomba Estéreo

 

Se llaman Bomba Estéreo y afortunadamente no suenan en La Mega, no salen en RCN, ni hacen parte de los crossover que cada fin de semana repiten lo que el público necesita para consumir más. No son una banda que siga los caminos del pop, ni en sus videos se ven pretensiones de estar en MTV.

Y es que cuando se paran frente a la tarima, sus tambores emergen del escenario, sus guitarras nos regalan un solo en medio del sabor tropical y su cantante eleva la voz para decirnos con ternura y sensualidad “déjame llorar, déjame llorar, que ya estoy cansaaaa, de bailá y bailá”. No sólo se siente la fuerza de sus letras, sino el estilo de una banda que encontró su identidad para lograr convertirse en una agrupación que puede trascender las fronteras nacionales sin necesidad de vender su esencia de ritmos y mensajes.

Europa, Brasil, Argentina y Estados Unidos han recibido su propuesta musical y diarios como The New York Times se regaron en elogios y se han preguntado por qué sólo se habla de Shakira y Juanes cuando en esta agrupación se encuentra la verdadera esencia del ser colombiano. Ha sido tal su marca a nivel internacional, que una de sus canciones fue incluida en el juego FIFA 2010, y el Iggy Show de MTV la escogió como una de las mejores 25 nuevas bandas existentes en el mundo.

Todo comenzó en 2005 cuando Simón Mejía, un músico bogotano, tenía un proyecto de exploración en cumbia, en un intento por encontrar una nueva identidad de música nacional. A Simón le recomendaron invitar a Liliana Saumet, una cantante samaria. Simón la buscó, se encontraron y estallaron. Con letra de Li y música de Simón salió Huepajé, su primera canción, primer click con un público de músicos y expertos que notaron que algo nuevo estaba llegando.

Esto los animó a seguir trabajando y encontraron una música que como explica Simón, “es un sonido que entienden desde las abuelas hasta los jóvenes”. Salieron al mercado con Volumen 1, y en un grito de ánimo, de energía, de decirnos que lo único que no podemos perder en la vida es esa llama interna, nos pusieron a saltar, a enloquecer, cada vez que Liliana nos grita, “fuego, mantenlo prendido fuego, y no lo dejes apagar y grita fuego, mantenlo prendido”.

Por eso, cada vez que se anuncia un concierto de Bomba Estéreo en la capital en pocos días las boletas se venden. Cuando lanzaron su nueva producción, Estalla, nos quedamos atónitos, sin palabras, sólo había baile y reflexión, no había nada que decir, sólo movimiento, y se les agradeció inmensamente el no caer en la trampa de repetir lo que ya había funcionado para ellos.

Sería bueno que muchas bandas nacionales, se tomaran el trabajo de revisarse internamente para definir qué quieren: si la fama o hacer música. Y quizá en ese encuentro puedan darle una identidad a su propuesta, quizá así no se limiten a repetir y a copiar alguna fórmula. Quizás así sepan quiénes son, ya que como dice Liliana Zaumet, “somos ajiaco y pescao, carnaval con festival de teatro, Parque Tayrona con MonserrateBomba suena a Bomba”.

Comments

comments