Conversaciones con el vocalista de La Mamba Negra

Conversaciones con el vocalista de La Mamba Negra

Jacobo Vélez es EL CALLEGUESO art

Por Redacción El Clavo
@RevistaElClavo

Más que una entrevista, esto fue una charla —muy placentera por cierto—, entre el equipo de El Clavo en Radio con el músico Jacobo Vélez quien encarna a El Callegüeso cuando canta con la orquesta La Mambanegra. Esta agrupación es una mezcla de muchos sabores y géneros que desemboca en algo llamado salsa fusión. Acaban de lanzar su CD titulado La Mala Maña, el cual ha sido muy bien recibido por el público y la crítica.

Hablemos de su trayectoria como artista 

En realidad yo soy taxista y vine a aprender música hace muy poquito. ¡Mentira! Eso es una historia larga voy a tratar de contarla rápidamente. Mi abuelo Pacho Vélez se iba de rumba con el Mono Núñez con el que tocaba bambucos y música del interior. Mi mamá estudió violín en el conservatorio, al igual que mi tía. Tengo una prima que toca flauta traversa y chelo. Mis demás primos también son músicos y tienen una agrupación llamada Flor de Lito.

Tengo un tío que es actor, y que fue alumno de Enrique Buenaventura y mi padre fue del combo de Caliwood; él fue el que hizo la cámara en blanco y negro de Agarrando Pueblo, el falso documental de los setentas. A mí me rechazaron del conservatorio dos veces porque según ellos yo no servía, pasándome lo mismo en la Universidad del Valle. Entonces, finalmente estudié música en el Instituto Valdiri. Luego estudié percusión por fuera del país con un amigo que se llama Tomás Correa, para más adelante ir a la Universidad Inca donde conocí a Eddie Martínez que es una leyenda del latín jazz. Después viajé a Cuba donde aprendí a tocar saxofón y clarinete. Luego, fui a Bogotá, armé un grupo que se llamó La Mojarra Eléctrica con el que trabajé diez años, grabé tres discos e hice muchos viajes internacionales.

¿Cómo nace El Callegüeso?

Esto empieza porque me llamaron una vez del Festival Iberoamericano de Teatro para que hiciera un show para la clausura. Todo fue tan rápido que lo único que se nos ocurrió hacer fue armar un grupo al que llamamos La Mambanegra y El Callegüeso porque era la idea más cercana que teníamos. A ese concierto llegó Tostao el de ChocQuibTown y ahí empezamos a hablar sobre hacer un documental de las historias de El Callegüeso, pero eso se los cuento después…

¿Por qué su disco se llama La Mala Maña?

La mala maña es algo que todos tenemos. Lo que pasa es que se manifiesta de varias formas. Por ejemplo, lo que le estamos haciendo al planeta los seres humanos. No somos auto-sustentables, si no, auto-destructivos. Otro ejemplo de mala maña es la de los políticos que son ladrones; que no respetan el erario. Pero confieso que yo también tengo mis malas mañas y tienen que ver con el poder ser recursivo para librarme de toda esa locura. Eso mismo le sucede al colombiano promedio, que tiene la capacidad de ser tramposo y todo lo que tú quieras, pero también tiene la fortaleza de ser creativo. Esta mala maña o malicia indígena puede llegar a ser una excelente manera de salvarnos a nosotros mismos.

¿A quién va dirigido este álbum?

Pensemos que existe un planeta llamado salsa y que lo orbitan unas lunas que son el funk de James Brown, el raggamuffin de Wayne Smith, de Yellowman y el hip hop y el songo de los Van Van. Ese planeta está gobernado por Celia Cruz, Tito Puente, Tito Rodríguez, y Rubén Valdez. Ese planeta tiene un núcleo que se llama mamá África y su fuerza de gravedad es tan potente que logra atraer a una ciudad donde por la mañana se escuchan las chicharras, los grillos y por la tarde se calma el calor y da una brisa increíble. Una ciudad donde uno se va de rumba a oír salsa pesada y termina en Juanchito hasta el amanecer. Esa ciudad se llama Cali, que es como un sancocho el cual lo cocina El Callegüeso.

Jacobo Vélez  art 2

¿De allí sale la canción La Calle Caliente?

Esta canción está basada en una obra de teatro que hizo mi tío Diego, que me pidió que le hiciera la música. Me gustó la letra, y lo que hice fue coger la canción Mr. Bombastic de Shaggy y tratando de adaptarle el tumbao de acá. Al inicio de la canción se escuchan las palabras de un personaje del falso documental Agarrando Pueblo.

¿De qué trata la canción El Sabor De La Guayaba?

Este tema se lo hice a un taxista al que le dicen “Lulo”. Al tipo le gusta mucho el jugo de guayaba, pero en realidad esta canción se la compuse porque él me llevó una veza conocer a mi abuelo en el barrio Obrero. Resulta que un día mientras viajaba en su taxi, que es un Chevi antiguo del 54 muy bonito, junto a César Herrera de Rancho Aparte y a Cristian Salgado de Herencia de Timbiquí, “Lulo” me contó que conocía a un tipo al que le decían El Callegüeso, el cual era todo un personaje. A mí me entró la curiosidad y le dije que nos llevara a su casa. Y así fue: llegamos, tocamos la puerta, nos abrió una viejita, le contamos la historia, y ella nos respondió diciendo que sólo podía entrar yo. Mis amigos se fueron y yo me aventuré a caminar un pasillo enorme donde al final me encontré a un señor grande, mulato, de ojos negros penetrantes como una pantera al acecho, fumándose un tabaco. Imagínense la escena. Después de un largo silencio me dijo: “te estaba esperando”. El tipo empezó a investigar de dónde soy y al final me dice: “tú eres mi sangre, tengo algo para ti”. Me pasó un sombrero ancho, grande, blanco, me dio vueltas y me pegó con unas ramas que se llaman Abre Caminos, mientras me decía cosas en yoruba, un idioma africano. Yo terminé borracho y acto seguido me dijo que cada vez que yo me pusiera el sombrero iba a invocar los poderes de El Callegüeso y que iba a armar una banda que se llamaría La Mambanegra. Yo adentro de mí dije: “este señor me está mamando gallo, debe ser una broma”, y pues no, resultó que todo fue verdad.

¿En qué se parece Jacobo Vélez a El  Callegüeso?

Los dos somos unos mujeriegos, nos gusta la rumba y somos unos mentirosos, pero debo decir que nuestras mentiras casi siempre se vuelven verdad. El Callegüeso y yo traficamos recuerdos del futuro teniendo en común la sangre que corre por nuestras venas.

¿Por qué tanta fusión en su música?

Mi tatarabuelo era hijo de una nigeriana que vino del África, la cual fue una de las últimas esclavas que hubo en esos tiempos. De ahí sale mi bisabuelo Tomás Rentería, que tuvo una vida normal con mi bisabuela, relación de la que sale mi abuela Rosalba, de ella mi mamá y de mi mamá yo. En 1973 mi bisabuelo tuvo un grupo musical con un jamaiquino y un cubano, el cual una vez en una rumba en Cali se encontró con el trío Matamoros, al que le pareció que hacían una música muy rara. Ellos les ofrecieron irse a Nueva York, pero el único que copió fue mi bisabuelo, quien cogió tres panes, una panela y se fue de polizón en un barco. Yo me iba de rumba a un lugar que se llamaba Nuestra Herencia, donde ponían puro ragamuffin y dancehall. También me la pasaba en lugares donde ponían salsa pesada y escuchaba por mi cuenta a Irakere, Herbie Hancock y a Maceo Parker. Todo eso me ha calentado para llegar a estos lugares y hacer música con diversos matices.

¿Cuál es el futuro para El Callegüeso?

Vamos a presentarnos en varias partes, aquí en el país y luego por fuera. Tenemos pensado hacer canciones  con unos arreglos de la música de Mozart, pero tocada en salsa. El futuro se ve bueno, pero hay que trabajarlo.

Comments

comments