Grupo Bahía: Raíces musicales del Pacífico

Grupo Bahía: Raíces musicales del Pacífico

Fotografía: Cortesía Grupo Bahía

Fotografía: Cortesía Grupo Bahía

Es sin duda uno de los proyectos musicales más importantes que tiene la cultura del Pacífico en estos momentos. Con más de 20 años de trayectoria ha logrado llevar casi por todo el mundo la sabrosura, la riqueza, el esplendor y la magia de una región que, a pesar de ser azotada por el olvido y la indiferencia social, saca fuerzas para disfrutar la vida y su gente. Este grupo es liderado por el Maestro Hugo Candelario, quien es reconocido como uno de los representantes más grandes de este género. El Clavo tuvo la oportunidad de hablar con él y conocer un poco sobre lo que es este grupo que cada vez que se sube a un escenario es inevitable no bailar.

¿Cómo podemos definir su música?

Lo que hacemos es básicamente música del Pacífico con la que manejamos tres grandes formatos: La Orquesta, que es un formato de música bailable de género tropical, que cuenta con la característica de tener instrumentos representativos del Pacífico; en segundo lugar tenemos el formato de Bahía Ensamble, que consta de ocho músicos, con el que intentamos acercarnos al géneros como el jazz latino, y por último contamos con el formato Bahía Trío, que es un resumen del conjunto típico de marimba chonta, al que se le adiciona un cantante y en el que podemos experimentar el timbre de la marimba, de los tambores, de las voces, acompañados a veces del saxofón soprano para acercase así a los sonidos del Chocó o del alto Pacífico.

¿De dónde nace la inspiración?

Manejamos varios caminos para armar nuestro repertorio musical: uno de ellos es tomando las canciones tradicionales del Pacífico, como por ejemplo “San Antonio”, “La Caderona”, etc., interpretándolas fielmente a su estilo. Otra forma es coger repertorio popular de compositores reconocidos  y llevarlos al escenario. En último lugar es crear nuevas canciones, bien sea de compositores jóvenes o nuestras. En el caso de las canciones del Grupo Bahía tratamos siempre los temas que  hablan de la nostalgia por la tierra, el amor y el desamor, los conflictos sociales, entre muchos otros.

¿Cómo formar los públicos para que consuman este tipo de propuestas musicales?

Es un reto definitivo que tenemos para esta nueva generación. Los medios, las redes sociales y las demás formas de comunicación nos ayudan en él. El Grupo Bahía es un proyecto que ha estado más en el terreno de lo cultural que en el del comercial masivo, porque se ha visto más en ese plano. Por tal razón en este momento estamos trabajando en un repertorio para acercar más   gente a nuestro estilo, queriendo llegar, por ejemplo, a un público más joven sin perder la esencia ni nuestras raíces musicales. Queremos manejar un lenguaje más próximo a lo que estamos viviendo en la actualidad. Es un reto, porque tenemos que estudiar bastante para poder cumplir todos los objetivos.

¿Qué diferencia hay entre tocar para un público extranjero que tocar para un público local?

Es mucha. Cuando tocamos en el exterior podemos decir que las cosas son más fáciles. Como dice el dicho “en tierra de ciegos el tuerto es rey”. Nuestro estilo pega bastante y para ellos es toda una novedad. Sin embargo existe un riesgo y es que, como no son cercanos al género puede que no se de una conexión con ellos. Cuando tocamos en nuestra tierra, bueno, es otro panorama, porque aquí como sí se conoce de antemano cómo es la música, se nos obliga tocar con más precisión y  más energía, porque hay más exigencia.

¿Qué significa el Festival Petronio Álvarez para ustedes?

Es el espacio para que nuestra cultura se pueda disfrutar plenamente y donde podemos encontrarnos y reconocernos mucho más como personas y como región. En definitiva este evento es lo más importante que tenemos en esta materia, siendo conscientes de que todavía le falta mucho por recorrer y por crecer. En el Petronio recordamos, aprendemos, experimentamos, nos proyectamos; es una ventana enorme para mostrar de qué estamos hechos. Lamentablemente la cultura del Pacífico siempre ha estado cerca y a la vez lejos, cerca porque la región está ahí no más, y lejos porque todavía hay gente que no sabe de qué se trata. El Petronio logra eso: eliminar esa barrera y enseñarle al mundo qué es lo que ofrece el Pacífico colombiano con toda su esencia.

Comments

comments