Utópico de Cáncer

En épocas donde la producción musical nacional se dividió entre:

a) Tener una bandita de rock/fusión/electrónico/etcétera, que suena como “tales manes” y que de pronto también como “estos otros”, pero que a la larga uno ni sabe. O…

b) irse hacía el otro lado, el lado “oscuro”, es decir ‘pegarle’ al metal y todos sus derivados –incluyendo los coqueteos de rock industrial–.

Es casi increíble encontrar gente que se decida por tomar la vía alternativa y arriesgarse a hacer música íntima y sensible, música que sin embargo no carece del carácter propio del rock. Andrés Correa en su disco Utópico de Cáncer –buenísimo el nombre– cuenta historias acerca de la ciudad, la soledad, la injusticia e incluso el conflicto que atraviesa nuestro país con letras y música fuertes llenas de crítica. Todo esto mezclado magistralmente con una interpretación que da pie a coqueteos con géneros tan disímiles del rock como la balada e incluso atreverse a canciones de sólo voz y guitarra.

“Monstruo”, primer sencillo del álbum, es una preciosa pieza que demuestra la muy bien lograda fusión del instrumento y la voz, acompañado de un radiante video realizado mediante técnicas de animación tradicional por María Teresa Suárez. Prueba definitiva del talento que viene en el empaque: destápelo, consúmalo y disfrútelo.

Nominado en el 2003 a los Premios Shock de la Música en la categoría de mejor solista masculino junto a Andrés Cepeda, Cabas, Karol Márquez y Julio Nava, Andrés Correa demostró ya su enorme potencial musical. Ahora lo saca a pasear, lo lleva a mostrar y lo vuelve algo real.

Utópico de Cáncer
Andrés Correa.
Debut Music, 2004.
www.andrescorrea.net

Comments

comments