Andrés  Vélez

Andrés Vélez

Fotografía: Evangelia Faricoz

Tiene 32 años, es amante de los deportes extremos y de la naturaleza. Vive por el momento.  Estudió Negocios Internacionales, pero su pasión es el diseño; le encanta Woody Allen, Tim Burton y su héroe de infancia es Acuaman. Es un amante de la tecnología pero no de ser esclavo de ella. Propietario de las tiendas Clownaman, Andrés se define como un man muy sollado.

 

¿Cómo empezó en todo este cuento del diseño?

Mis papás tenían una empresa de confecciones y comencé trabajando con ellos después de graduarme de la U. Ahí me di cuenta que era bueno, con un ojo muy agudo y un gusto por las cosas excéntricas. Luego empecé a diseñar colecciones freelance; en esas, mi hermano regresó de Australia y abrimos un taller de estampación. Eso se convirtió en lo que hoy en día es Clownaman

¿Por qué diseñar en Colombia?

Me parece que hay un espacio gigante para los creativos, y aquí la mayoría de empresas de moda les falta creatividad. Por eso empezó Clownaman, porque el producto en las vitrinas no nos satisfacía, era un poco aburrido.

A propósito del diseño, ¿Quiénes son los personajes de Clownaman?

El primero fue Arnurfo, que es un payaso, es el logo de la marca y simboliza el ego. Luego esta el Funky Monkey, es un miquito muy sollado, es un man que se divierte.

Otro personaje es Undercover Clown, es un payaso muy sutil del ego que te hace creer que no es el ego, pero que todavía lo es. Y está otro loco que se llama el Mago, que es ese ser poderoso que todos somos, ese ser que poniéndole mucho empeño y corazón a las cosas puede lograr cualquier vaina.

El nuevo personaje se llama Coolyo, es un man sollado y cool.

¿Crees que es necesario exportar talento para poder triunfar?

No soy fan de perder la libertad y de perder el disfrute por un segmento desmesurado que se vuelve incontrolable. Todo el mundo es loco por exportar. Si ya colmaste el mercado nacional que es lo que esta a la mano dale, pero si no para que te vas a ir lejos, hay mucho dinero en Colombia, el dinero está ahí hay que agarrarlo. Importar sería un paso después de haber colmado el mercado nacional. El negocio como está, ya es un negocio exitoso.

Un tema importante para la empresa parece ser la ecología, hablemos del proyecto reciclowning.

Reciclowning lo que hace es recibir la ropa usada de Clownaman y te la cambia por un descuento en ropa nueva. Hay cosas que tenés en el clóset que no te querés poner, aquí te la recibimos por un precio y esa ropa la donamos a fundaciones. Todas las marquillas las enfocamos a que sean objetos útiles: han sido portavasos, ahora las de los jeans van a ser unas manillas súper solladas, van a ver otras que son unas billeteritas. Cosas que no producen basura.

Tenemos otra campaña que se llama la bolsa re-usable. Son bolsas de tela para que hagas tus compras aquí o en otras partes, son bolsas muy resistentes que vendemos en 10.000 pesos y cada vez que vienes a la tienda y las usas te devolvemos 3.000 pesos, te lo rebajamos de lo que estas llevando. Te devolvemos de a 3.000 en 3.000 infinitas veces, cuantas veces la traes. En Clownaman no vamos a tener más bolsas plásticas, vamos a adoptar una actitud no radical sino coherente.

¿Qué consejos les das a los jóvenes que quieren iniciar negocio?

Que sigan su corazón, que sean muy juiciosos y disciplinados, que le pongan su mente a algo, visualicen lo que quieren y trabajen duro por eso. Es mucho trabajo, que estén muy conectados con lo que hacen y que no pierdan el disfrute.

Comments

comments