Walter Paz

Walter Paz

Fotografía: Stephanía Mera - EL CLAVO

Entusiasta, comprometido y de una visión crítica, solidaria e incluyente. Tiene 27 años y como estudiante de Derecho en la Universidad Javeriana, evidencia en su día a día una pasión inmensa por los temas sociales y medioambientales. Ha trabajado por más de 5 años en proyectos comunitarios, y participado en diferentes organizaciones, como en Un Techo para mi País, donde fue voluntario.

Actualmente es integrante del Comité de Gestión Estudiantil de la Universidad Javeriana. Es cofundador y actual director de Esquina Verde, un colectivo que lleva ya más de tres años trabajando por generar cultura ambiental y social en la ciudad de Cali. 

¿Qué es Esquina Verde y cuáles han sido sus logros hasta el momento?

Esquina verde es una organización que trabaja para generar cultura ambiental a partir de cada persona. Y hacer eso ha sido duro, seguir en pie, seguir ahí creyendo en el cuento.

Un logro importantísimo y creo que ese es el que más nos mueve a todos, es el trabajo comunitario. Con diferentes barrios hemos tenido varias las actividades y hemos hecho reforestaciones. 

¿Cuáles son las actividades que realizan?

Ahora tenemos un proyecto que se llama Un Cambio que Aguanta, que es recuperar de kilometro en kilometro un río de Cali: reforestarlo y limpiarlo.

Lo otro que hacemos es: conocemos Colombia, creemos que es un reto para nosotros; los nuevos colombianos, las nuevas generaciones estamos llamados a conocer Colombia.

¿Por qué decidiste involucrarte con los temas ambientales?

Al principio yo lo veía más como algo sollado, algo que lo disfrutaba. Pero luego la misma organización, los mismos compañeros me fueron dando mucha información, y se maduró. Necesitamos personas que estén interesadas en frenar el desequilibrio ambiental que hay en el mundo. Porque cuando uno se muera, el planeta ha de seguir, ¿pero qué es lo que pasa?, que si no existen personas que dejen una huella con respecto a una problemática tan crucial en estos momentos como es lo ecológico, entonces no le vamos dejar nada a nuestros hijos, a nuestros nietos.

¿Sientes que actualmente hay más sensibilidad sobre el tema ambiental en los jóvenes?

Es una moda, una moda triste que cojan el cuento ambiental más por mercadeo. Este cuento ambiental hay que educarlo y esa es nuestra labor: educar con acciones, dando ejemplo. ¿Cómo doy ejemplo yo en el cuento ambiental? El cuento ambiental es todo lo que nos cubre, no solamente los arboles, no solamente los ríos, no solamente los animalitos, todo es cuento ambiental. 

¿Cuál es la actitud de los jóvenes entonces?

Hay de todo. He descubierto que hay mucha pasividad. Los pelados ahora en su Blackberry, en su Facebook no salen de ahí. Y uno descubre que cuando uno necesita gente para organizar eventos, pues no quieren. Entonces hay mucha indiferencia y mucho trabajo por hacer. Eso por el lado maluco. 

Y por el lado bacano, uno en este cuento conoce gente espectacular, gente que uno dice: “huy que chimba”, y que lo impulsan a uno, a creer y a ser perseverante. 

¿Cuáles son tus proyectos para el futuro con Esquina Verde?

Esquina verde sueña con que la Cali ecológica se pueda construir a través de los colegios. Esquina Verde sueña con poder generar un cambio socio-cultural y que pueda recuperar el entorno ambiental.

Comments

comments