#Entrevista: Carlos Fernando Motoa

De frente por el Valle del Cauca

Es Abogado de la Universidad San Buenaventura Cali, especialista en Derecho Administrativo de la Universidad Pontificia Bolivariana y en Gestión de Entidades Territoriales de la Universidad Externado de Colombia. Desde muy joven se vinculó a la política, siguiendo el ejemplo de su padre Miguel Motoa Kuri, quién fue un hombre muy querido por su vocación de servicio y recordado por su calidez y sencillez. Hoy Carlos Fernando aspira nuevamente al Senado, con una hoja de vida limpia y mostrando una valiosa gestión, busca unir a varios sectores de un país polarizado para que trabajen juntos por el futuro de los colombianos y en especial de los vallecaucanos.

¿Cuál fue su principal logro como Senador?
El más importante fue haber tenido la oportunidad y la responsabilidad de presidir la Comisión Primera del Senado de la República, donde se debatieron los proyectos más importantes del país. Ahí se dio inicio a la implementación de los acuerdos de paz, fue como “poner el hilo en la aguja” en ese tema. Pienso que fue un escenario de gran importancia que me formó personal y académicamente.

¿Por qué quiere volver al Senado?
Porque desde que me elegí Representantea la Cámara por el Valleen el 2006, he venido trabajando por el Departamento con honestidad, con compromiso y con entrega, he demostrado que se puede hacer política buena y decente. A propósito, ahora que se acercan las elecciones de congreso muchos presentan alguna publicidad diciendo lo que van hacer, lo que pretenden hacer y lo que sueñan; yo puedo decir con absoluta certeza que ya lo he hecho. He contribuido al desarrollo de los municipios, he hecho política de ideas, he mantenido carácter, he mantenido los principios, he defendido a la comarca vallecaucana; por eso y en este nuevo período que me presento al Senado quiero hacerlo con más experiencia, con más dedicación y con más entrega.

¿Cuál es su papel en un país polarizado y dividido?
Creo que todos tenemos la responsabilidad de ir generando algunos espacios de convergencia, de entendimiento y de conciliación por el bien del país. Considero que estos distanciamientos no le están haciendo bien a Colombia, la conciliación es importante como eje fundamental de una democracia, que si existen diferencias sean con respeto. Como presidente de la Comisión Primera, pude generar esos espacios de conciliación entre las diferentes tendencias ideológicas que existían.

¿Cuál es el legado que dejó su padre?
Me enseñó a querer al Valle, me enseñó a soñar para construir un mejor Departamento, para hacer una mejor ciudad. Me enseñó a que se debe trabajar con la gente, es decir, de la mano con ellos para realizar los cambios profundos que se necesitan en el país. Me enseñó a tener carácter y me enseñó a defender las ideas y los principios. Un legado muy importante de un ser que sin lugar a dudas era un hombre excepcional en la política del Valle del Cauca y también como padre y como amigo, un buen consejero, un hombre íntegro que estuvo cerca de 60 años en la política, y con una hoja de vida intachable. Ocupó diferentes dignidades y por supuesto es un ejemplo a seguir en mi vida pública.

Comments

comments

Leave a Reply