Antoine Clamarán

Antoine Clamarán

El más famoso Dj francés, Antoine Clamaran, se presentó este año en Medellín, Pereira y Cali. En su género ocupa el puesto 14 y a nivel mundial de Dj’s el puesto 44. Tiene su propia disquera llamada ‘Pool music’ y ha hecho mezclas para Ricky Martin, Charlotte, Gloria Estefan, Jennifer Paige y para clásicos como Dead or Alive. Diálogo en francés a ritmo de electro.

¿Cómo es su proceso creativo?

Al nivel de la producción, mi principal motivación es hacer bailar a la gente, ver cómo se comportan. Hace 3 años, la primera vez que vine, cuando estaba en el avión yo estaba tan impresionado por el ambiente que había aquí que hice La Colombie que tenía como tema Medellín y Bogotá. Desafortunadamente era un disco que sólo permitía dos lugares por lo que no pude incluir a Cali, puede que para la próxima vez.

¿Qué otro tipo de música escucha?

Escucho un poco de gospel, también un poco de jazz cuando tengo tiempo en París. Pero desafortunadamente no tengo tiempo de escuchar otro tipo de música.

¿Cuál es su influencia musical? ¿Cómo comenzó?

La disco. Comprando discos y ensayando a mezclarlos. En esa época era muy difícil porque no había sistemas de doble tornamesa, tenía como 16 años y era demasiado tímido; bueno, aún lo soy.

¿Qué siente cada vez que está en frente del público?

La sensación no la puedo explicar, es más o menos como invocando una unión y más cuando es con uno de mis discos; es verdaderamente increíble. He tenido cuatro presentaciones realmente placenteras: una en París y tres en Colombia. Así cada vez descubro la gente, los ambientes y lugares fabulosos de los países que visito.

¿Cuáles son los elementos para una buena rumba?

Mucha gente, no me gusta cuando son espacios pequeños, prefiero lugares grandes; que el público disfrute de varios estilos de música, no sólo grounge y techno sino también un poco de house o de electro.

¿Qué diferencia al público europeo del de otras partes del mundo?

Es diferente incluso entre los países europeos. Depende de la actualidad musical y la cultura de cada país; hay algo preciso qué mezclar porque sino no se interactúa bien con el público. Por ejemplo, cuando voy a Alemania tengo que mezclar muy electro, al contrario de Francia donde lo hago muy variado. Hago como una “comunión” con la gente; hay cosas que hago en un país que jamás haría en otro. Siempre es diferente, por las reacciones.

Comments

comments