Diego Sardi De Lima: Un hombre que vale la pena conocer y escuchar

Diego Sardi De Lima: Un hombre que vale la pena conocer y escuchar

IMG_3184

Un hombre descomplicado, empresario, que dice lo que piensa. En la actualidad quiere devolverle a la vida lo mucho que le ha dado dando el salto a la política, un espacio que como él dice “nos debe importar a todos y todos tenemos responsabilidad de su estado”. Tiene 56 años, es caleño, casado hace 30 años y padre de familia. Hace parte de la primera promoción de Ingenieros Industriales de la Pontificia Universidad Javeriana de Cali, tiene un posgrado en Alta Gerencia en el Inalde de la Universidad de la Sabana. Hoy se hace a un lado de la gerencia de Ventolini para ser candidato al Concejo de Cali por el Partido Cambio Radical.

 

¿Un empresario por qué termina metido en política?

Porque estoy igual de mamado que ustedes y los que leen esta revista. Cada año, por esta época, salen los mismos y las mismas a prometer lo de siempre. Y lo que estamos viendo es el efecto del problema más no el problema. El problema somos nosotros como sociedad, que nos hemos olvidado que las decisiones que afectan nuestra vida diaria y nuestras familias se toman a través de la política. Y especialmente los caleños, hemos decidido no participar en ella. En Cali el 60% de la gente que puede votar no vota y estamos eligiendo a las mismas personas que no han sido las adecuadas para conformar una junta directiva como lo es el Concejo. La gente le pone más cuidado a la Alcaldía que al Concejo, y para mí un buen Concejo es tal vez más importante que un buen Alcalde.

 

¿Cómo se da su llegada a la política?

Yo acepté la invitación personal del fundador y líder del partido Cambio Radical, el Vicepresidente Germán Vargas Lleras, a ser cabeza de lista. Algo tiene que estar pasando, para que un partido como Cambio Radical tome la decisión en la tercera ciudad más importante de Colombia de poner de cabeza de lista al Concejo de esta ciudad a un desconocido no político. Eso manda un mensaje clarísimo, porque yo no soy el número 20 o 21 de Cambio Radical, soy el número 1. Eso le generó problemas a las directivas del partido, pero ellos se plantaron que la cabeza de lista era Diego Sardi.

 

¿Cómo le ha ido hasta ahora?

En esto de la política me he dado cuenta que todo el mundo habla y yo como Ingeniero necesito cifras, para tener argumentos y sustentar lo que voy a decir. Entonces me he estado preparando en los temas fundamentales de ciudad como movilidad, educación, agua y seguridad, conversando con los expertos, y la sorpresa que he tenido es que ninguno de los candidatos al Concejo ni concejales los ha buscado. Por ejemplo, en el tema de seguridad pedí cita con el General Penilla de la Policía. Él estaba aterrado, porque con él no han ido a hablar los candidatos al Concejo ni la Alcaldía y si uno para hablar de seguridad no tiene en cuenta a los actores de la situación, ¿entonces a quiénes? Para seguir con el ejemplo, el Municipio de Cali le entrega a la Policía 45 mil millones para cuatro años, Medellín 450 mil millones. Cali tiene un déficit cercano a siete estaciones de Policía y 42 CAI. La Policía de Cali es responsable, fuera de Cali, de Candelaria, Jamundí, Yumbo y La Cumbre. Esa área la cubre con 7.000 hombres, y la ciudad de Medellín, que es la mitad de esa área, cuenta con 14.000 hombres, dicho por el General.

 

¿Cuál es uno de los problemas más graves que tiene Cali?

En Cali hay cerca de 400.000 estudiantes en nivel escolar de 0 a 11. De ésos 400.000 alrededor de 300.000 son de estrato 1, 2 y 3. Cuando usted le pregunta al Secretario de Educación de Cali que cuál es la calificación de la educación, él te va a decir que 5 sobre 10. Pero estamos por debajo de Bogotá, Medellín, Barranquilla, Popayán, Manizales, Palmira y Cartago. Y la calificación de los otros 100.000 que han tenido mayores oportunidades la calificación sube a 7.2. Eso significa que el 80% de la fuerza laboral de esta ciudad, del futuro de esta ciudad, está siendo mal educada. Tenemos cerca de 120.000 niños que se acuestan con hambre, hay colegios de cobertura donde hay pico y placa para la alimentación, hay niños que en la puerta del colegio tienen que cambiarse el uniforme del colegio para que su hermano lo use en la jornada de la tarde. Esto no puede seguir así.

IMG_3248

¿Cuál es su reflexión sobre la gente que no vota?

El hecho de no dar tu opinión ése día, un día cada cuatro años, no te hace más inteligente, todo lo contrario. Una persona que decide no votar, con toda la educación y las oportunidades que haya tenido, tiene un nivel de inteligencia muy bajo, ése es mi punto de vista. Porque cuando usted cree que la solución es quedarse callado, está siendo parte del problema, y nosotros como país decidimos vivir en un sistema democrático, y ése sistema democrático tiene unas reglas de juego. Si no nos gusta ése sistema, pues actuemos la mayoría y cambiémoslo. Pero lo que no podemos hacer es seguir siendo pasivos.

 

¿Y entonces qué ha pasado con los caleños?

En Cali hay dos ciudades: una Cali que sueña, con mejorar sus condiciones de vida, que somos la minoría, y otra Cali que espera, que es la mayoría. ¿Y saben qué esperan? Que nosotros que hemos tenido la oportunidad de educarnos actuemos. ¿Entonces qué estamos esperando? Independientemente de nuestra edad y actividad económica, somos nosotros los que tenemos que tomar las decisiones en esta ciudad, y ésas decisiones se toman en un lugar llamado Concejo, gústenos o no. Y ésas 21 personas que van tomar las decisiones por todos nosotros se eligen este 25 de octubre de 8 de la mañana a 4 de la tarde. Y después, no hay nada qué hacer, nos los tenemos que aguantar los próximos cuatro años.

 

¿Cuál es su propuesta para que la gente se anime a votar?

Es el colmo que 600.000 personas salgan a votar y que 800.000 se queden el domingo en la casa viendo televisión o que se vayan de paseo. Definitivamente la culpa de lo que está sucediendo es nuestra. Les hago una cuenta, si el 10% de las 800.000 que no votan lo hicieran por este movimiento, seríamos la votación más alta del país con 80.000 votos; seríamos un fenómeno nacional, dos veces el Estadio de Cali. ¿Ustedes se imaginan lo que significa el mensaje a los politiqueros? ¿Que una persona que por primera vez se lanza a la política, que no es político, tenga el respaldo de 80.000 personas de su ciudad? Esta vaina cambia, empezamos a generar un cambio de conciencia. Y después que vengan los que quieran.

En este momento estamos cerca del día más importante de los próximos cuatros años, donde se decide el futuro de la ciudad por los próximos cuatro años y continúa, porque las decisiones que se tomen nos van a afectar de ahora en adelante.

 

Escucha aquí el podcast de la entrevista a Diego Sardi de Lima en El Clavo en Radio

 

Entrevista realizada por César López   @CesarLopez_
Fotografías por Luis Gaviria   @luisgaviria226

Comments

comments