Entrevista Ximena Hoyos

Entrevista Ximena Hoyos

Foto por: Sebastian Villareal

Al timón de la UAV

Ximena Hoyos Lago es una joven caleña que estudió Filosofía y Ciencias Políticas en Inglaterra, luego hizo una Maestría en Estudios Latinoamericanos en la Universidad de Oxford, ha en los sectores públicos y privados y en este momento se desempeña como Presidenta Ejecutiva de la Unidad de Acción Vallecaucana, UAV, que es una corporación de personas naturales sin ánimo de lucro que no representa intereses gremiales ni políticos, si no que busca sacar adelante proyectos de ciudad.

¿Usted cree que los jóvenes son apáticos frente a la política?
Yo estoy viendo signos muy alentadores, porque a la edad de ustedes a mí nunca se hubiera ocurrido pasar un sábado en la UAV hablando del censo electoral, para nada, eso no era conmigo. O un viernes en el Centro de Eventos Valle del Pacífico oyendo hablar a los candidatos presidenciales. Yo veo un cambio en los jóvenes que vienen aquí.

¿Qué es TELAR?
Significa Tejido de Líderes en Acción y son jóvenes que quieren tejer una nueva realidad para Cali. Con TELAR yo veo un acercamiento a la realidad actual de la ciudad que a la UAV le faltaba, veo un semillero de líderes que nosotros queremos apoyar y potenciar, porque somos muy concientes que no tener relevo generacional es uno de los errores que cometió Cali. En términos de liderazgo cívico mucha gente se desentendió de su ciudad y dejó unos espacios desocupados y ahora estamos viendo que lo que no hicimos nosotros a los 25 años, y que hoy los de 25 sí lo están haciendo.

¿Cómo ha sido tu experiencia con ésos jóvenes?
Empezamos a hablar con los líderes jóvenes de la ciudad, gente muy empapada de los problemas de la ciudad, ahí era donde estaba la información de primera mano, donde estaban los nuevos talentos, donde estaba la nueva energía que necesita una ciudad acostumbrada a que los problemas son de alguien más. Y resulta que encontramos que en estos grupos de jóvenes había una claridad meridiana de lo que había que hacer y había cierta arrogancia que les daba el hecho de ser jóvenes, y era eso de decir yo puedo, que si me toca cambiar estructuras yo las cambio.

¿Por qué algunos empresarios vallecaucanos se alejaron en un momento del tema político de la región?
Yo diría que había dineros del narcotráfico metidos en todo y una de ésas cosas era la parte política. Eso alejó a mucha gente y fue uno de los grandes problemas. Ahora, pasan los años y mi generación dice: ¡miércoles!, no va a volver a pasar lo mismo y nosotros tenemos que corregir este problema para que no vuelva a suceder. Entonces lo que estamos buscando es que muy rápidamente los jóvenes lleguen a cargos muy importantes y participen de la toma de decisiones.

¿Qué responsabilidad tiene el sector empresarial en los problemas de la ciudad?

Yo creo que es difícil hablar de responsabilidad porque ahí le estás diciendo a los empresarios que es responsabilidad de ellos que la ciudad funcione y yo no creo eso. Yo creo que si hay una responsabilidad corporativa que hay que atender, es decir la empresa no puede sustraerse de su medio. No se puede quedar en sólo pagar sus impuestos. Pero también pienso que si tú le empiezas a entregar ese tipo de responsabilidad a los empresarios se desdibuja un poco el rol del funcionario público.

¿Cómo crees que los caleños podemos aportar para la recuperación de la ciudad?
Yo veo una sociedad civil de Cali organizándose, talentos individuales en pero en redes y tejidos. Es la suma de los esfuerzos individuales lo que tiene fuerza. Hay que empezar por cuestionarse muy seriamente qué papel juego yo en mi ciudad y con quién me tengo que juntar para que uno más uno sume más que dos y después con quién nos juntamos para llegar a poner un concejal y después cómo nos juntamos para que estos concejales nos ayuden a solucionar determinado problema. Todo tiene que referirse a mi compromiso individual, a mi responsabilidad, a mi participación.

Comments

comments