Rodrigo Guerrero

Rodrigo Guerrero

Guerrero con los jovenes de a agrupación Rap Kilates, quienes grabaron uno de sus jingles de campaña.

Este caleño que cuenta con una gran experiencia en temas sociales, de educación y cultura ciudadana, aspira a ser el próximo Alcalde de Santiago de Cali. Es Médico de la Universidad del Valle con un Doctorado en Epidemiología. Ha sido profesor y Decano de la Facultad de Medicina de la Universidad del Valle. Tiene una gran trayectoria en el desarrollo social de zonas en conflicto y pobreza, a través de la Fundación Carvajal y Valle en Paz. En lo público se ha desempeñado como director del Hospital Universitario del Valle, Alcalde y Concejal de Cali. Alguna vez Antanas Mockus lo llamó “el padre de la cultura ciudadana en Colombia”.

¿Qué pueden los jóvenes caleños esperar de su Alcaldía?

Bueno, primero pienso que lo que pueden esperar es un compromiso social muy fuerte. Yo definí mi programa como una campaña de inclusión y oportunidades. Entonces quiero comprometerme efectivamente, de manera concreta, para atraer a los grupos que han estado marginados de la ciudad, para incluirlos en la vida ciudadana. Creo que ya hemos hecho megaobras físicas, voy a hacer megaobras sociales. Voy a dedicarme a mejorar la educación, a mejorar oportunidades de empleo, mejorar la vivienda, mejorar toda la parte social de la ciudad.

¿Y cómo será esa Cali con Guerrero como Alcalde?

Pues será, muy desprevenida, sin tensiones, pero muy comprometida y muy seria. Absolutamente transparente, cero corrupción. Vamos a cambiar las costumbres políticas, vamos a invitar jóvenes a que participen; como he dicho, hay que poner a jugar a la sub 20, que se muestre, para que muy pronto esté jugando en las ligas de los mayores de los próximos 4, 8 y 16 años.

¿Qué lo diferencia a usted de los otros candidatos?

Yo pienso que la experiencia. Lo que yo tengo para ofrecer es la garantía de lo que yo estoy diciendo, ya lo hice, y lo puedo hacer, y lo voy a replicar ahora en una escala mayor. Es muy distinta la persona que tiene muy buenas intenciones pero que todavía no lo ha concretado con la realidad. Todo lo que estoy proponiendo sé que son cosas que se han hecho y que yo las puedo hacer. Allí hay una diferencia muy grande. Posiblemente hay otros que ofrecen más, pero es que yo sé que la gran limitación son los recursos, entonces con eso soy muy cuidadoso. Prefiero estar por el lado bajo de las ofertas y no quedarme por el otro lado, para que después no me digan incumplido o mentiroso.

¿Qué enfoque le dará a los temas de cultura y educación?

La cultura es lo que determina el comportamiento del ciudadano, según nos enseñó Mockus, y es lo que facilita o dificulta el que la vida sea armónica y transcurra normalmente. Yo quiero usar la Secretaría de Tránsito como gran sitio de intervención para la cultura ciudadana. Porque si cambiamos, y la gente comienza a respetar el semáforo, comienza a respetar la zebra. La Teoría de las ventanas rotas nos indica que el desorden antecede al crimen. Si trabajamos en el orden ciudadano, estoy seguro que eso se traslada a otras áreas del comportamiento. Va a disminuir la criminalidad, van a disminuir los homicidios. Entones yo quiero hacer una intervención masiva de cultura ciudadana a través de la Secretaría de Tránsito, en la esperanza de que eso se traduzca de acuerdo con la teoría, en un cambio de comportamiento.

Comments

comments