Rooster Al Horno

Rooster Al Horno

Foto: Rooster al horno/www.facebook.com/RoosterHorno

Seguro que todos estamos cansados, abrumados y llenos de stress de escuchar siempre lo mismo, que no hay empleo, que la economía va de mal en peor y que cada vez la crisis financiera se hace más aguda.

Pero existen personas que a pesar de estar rodeadas de un entorno pesimista  y falto de espíritu, deciden no prestar atención a tantas premisas negativas, y con mucho empeño , creatividad, decisión y mucha convicción se aventuran a crear empresa, a ser sus propios jefes  y poder explotar todas sus ideas sin límite alguno.

Diana Calero y Rogger Cardona una joven pareja  que por casualidades de la vida, un día sin pensarlo decidieron arrancar con una empresa dedicada a la pintura y decoración de los famosos tenis “pisa huevo” personalizándolos y creando un producto original, diferente y de calidad, que poco a poco tomó y vine tomando fuerza, lo que permitió la consolidación de: “Rooster Al Horno una empresa que peldaño a peldaño se viene construyendo y sigue un camino de crecimiento constante y proyección.

 ¿Cómo surge en concreto la idea de crear Rooster Al Horno?

Diana Calero: Bueno cuando Rogger y yo iniciamos el noviazgo, ya habían fuertes intenciones de crear empresa, pues ambos tenemos una visión empresarial muy fuerte. Además Rogger es administrador de empresas y yo diseñadora industrial, carreras que se complementan muy bien. Rooster nace básicamente un día por una oportunidad, de rescatar unos zapatos nuevos que se dañaron, los pintamos y alguien los empezó a ver. Un día nos preguntaron que si teníamos una empresa de pintar zapatos y de una respondimos que sí. Y sin tener nada planeado, pedidos o suministros, creamos la colección digital y la montamos a Facebook, y desde ahí empezó a marchar el proyecto, que desde el inicio tuvo una rápida y buena acogida.

¿Por qué elegir “Rooster al horno” como nombre de la empresa?

Rogger Cardona: Rosster de entrada eufónicamente suena como a algo rustico, pero no te imaginas un pollo o un gallo, uno se imagina algo rustico, algo tosco, añejo muy “vintage”. Y lo de “al horno” surgió para darle a entender a las personas, que apenas encarguen sus zapatos, ya están listos y que les llegan como recién salidos del horno. Ya después empezamos a buscar y botarle corriente para el diseño del logo, para que reflejara el nombre y concepto de la marca, y llegar a lo que tenemos ahora.

Además de zapatos, han empezado a incursionar con otras prendas de vestir ¿cómo ha sido la acogida de los consumidores con esta nueva propuesta?

Rogger Cardona: lo de las camisetas fue algo que se hizo algo presuroso, pues ya conocíamos diversas técnicas de estampación, y lo que quisimos con el lanzamiento de las camisetas era reflejar un estilo retro y “vintage” como completo de los zapatos.

Diana Calero: en este momento por tiempo tenemos un poco aplazado el proyecto, pero queremos ampliar nuestro portafolio, ya es un hecho y la idea es direccionar todo hacia la personalización de prendas a mano. También incluir otro tipo de productos como agendas, correas o canguros, todo con la misma línea de creación manual.

Actualmente muchas personas tienen las ideas, el proyecto y el conocimiento  para crear empresa, pero no trascienden de ese punto. ¿Qué es lo más  difícil y lo más grato de tomar la decisión de formar empresa?

Roger Cardona: como administrador de empresas, pienso que todo lo que te enseñan en la academia para la creación de un proyectos, no es que sea inoficioso, pero si no lo intentas de nada vale, poder escribir, conocer y saber cómo se crea una empresa. Debes tener idea de lo que quieres hacer, y arrancar sin hacer tantos cálculos y predicciones,  porque piensas en un millón de cosas que van contra todo pronóstico. Lo principal es intentarlo, arriesgarse y perder el miedo de comenzar.

Diana Calero: yo pienso que la perseverancia. Tener una empresa es como tener un hijo, porque te da alegrías enormes, un día te produce tristeza, también hay momentos en donde llenos nostalgia y otros en donde sientes más ganas de meterle todo el empeño para que mejore. Luego lo ves súper grande  y te sientes súper orgulloso. Por eso digo que pensar un día en dejar es proyecto es mucho más difícil, pues a pesar de las dificultades, puede más el amor y empeño que se ha depositado en cada zapato realizado. Además algo gratificante es generar empleo, brindar la posibilidad no solo de sostenimiento propio, si no a otras personas es algo demasiado reconfortante.

Contando la fecha actual y lo que queda del año ¿Cuál es la proyección de Rooster para el próximo año?

Diana Calero: La ideas es dejar de importar los zapatos y empezar a usar producto netamente nacional. Pues lo tenis que usamos para decorar los importarnos y la idea no solo es pintar el zapato como tal si no crear todo un concepto formal del calzado que se reconozca desde su forma y por el arte que lleva. Apostarle totalmente al producto colombiano, no solo para las utilidades se quedén aquí en el país, si no generar empleos.

En definitiva no queda duda que para crear empresa más que dinero, un proyecto en papel y análisis, se necesita una dosis alta de pasión, riesgo y cero miedos de empezar. Que sí,  no es sencillo, y no es tan “molidito” como se ve por fuera, pero no es pensar en la dificultad, si no perder el temor a intentar.

Contacto: En Facebook www.facebook.com/RoosterHorno, en Twitter twitter.com/Roosteralhorno

Celular: 320 7 44 2626 

 

Comments

comments