Juanes

Juanes

Hoy por hoy a Juanes lo conoce Raimundo y todo el mundo, pero hace 20 años, cuando comenzaba sus andanzas musicales, sólo sabían de su existencia y música unos pocos. Fue como Juan Esteban Aristizabal que su nombre comenzó a rodar por la escena musical colombiana. Inspirado por el sonido de la banda norteamericana Metallica —que lo volvió, como el mismo lo dice: “totalmente loco”— fundó en 1988 su propio grupo: Ekhymosis.

El Metalero

Recientemente en los premios MTV Latinos 2008, donde Metallica hizo acto de presencia, Juanes, recibiendo uno de sus premios, reconoció públicamente que es justamente por ellos, por Metallica, que comenzó a hacer música, y con euforia e inspirado acento paisa los presentó diciendo: “Latinoamérica, MTV, con ustedes, la mejor banda del hijueputa mundo: ¡METALLICA!”, con lo que no queda duda de su amor por ellos.
Ante esta revelación muchos y muchas de seguro se preguntaron: ¿y de cuando acá a Juanes le gusta el metal? Pues el mismo paisa nos confesó que él básicamente comenzó en la música por este género. “Yo descubrí el metal a las 13 o 14 años. En esta época de Medellín, en los ochentas, que era una época muy dura para nuestra ciudad, encontramos a través del metal una forma de expresión muy fuerte, y en lo personal como una forma de liberarse. Básicamente comencé con bandas como: Iron Maiden, Slayer, Sepultura, Kreator y Destruction”.

Foto Portada: José Giraldo

Aunque su familia siempre lo ha apoyado en su sueño de hacer música, cuando era ‘metalero’ vivió tiempos difíciles en su casa y en general con la banda, pues en Colombia las bandas de metal tienen poco apoyo para surgir. “Inicialmente empecé a tener problemas con la familia. Aunque ellos me han inculcado la música, en ese momento no entendían el cabello largo, las camisetas que usaba y lo asociaban con temas de drogas. Yo les explicaba que las drogas, primero que todo, no son un tema musical, son un tema social y que la música es para mí una religión. Fue difícil al principio, pero ya después ellos fueron lentamente aceptando y entendiendo las cosas”.

Para Juanes, como para muchos otros ‘metaleros’, este género no degenera,  pues en el caso suyo, fue esta música la que despertó sus sueños hasta convertirse en lo que es hoy: un músico que construye paz con canciones, un man que a pesar del éxito sigue siendo un hombre sencillo, un bacán que lidera la fundación Mi Sangre, con la que ayuda a los niños victimas de las minas antipersonas. No debemos olvidar que su primer semilla la sembró con el metal, canciones como “Desde arriba es diferente” o “Escrito sobre el agua”, que hablaba de la guerra que destruía su paz interna y alimentaba su demencia, le permitieron tener un reconocimiento en la escena metal colombiana para después emprender su camino solo, porque como lo dice la canción: paso a paso siempre voy, construyendo mi vida. Y ahora es preciso reconocer que desde el metal, un género tan fuerte, Juanes también construía paz.

Y es que la paz siempre ha sido su sueño, ahora más que nunca. “Yo quisiera estar en paz. Ahora tengo dos hijas y para mí su bienestar, tranquilidad, son el sueño más grande que tengo, por el cual lucho día a día. Ya las cosas materiales pasan a otro plano cuando realmente uno entiende de qué se trata la vida: es un milagro estar aquí. Por eso, ése es mi sueño, que mis niñas crezcan, estén sanas siempre y tengan su libertad”.

Juanes como Juanes

Después de Ekhymosis vendría otro momento en su vida, el definitivo. La banda quedó atrás como algo que tuvo que vivir para encontrar su propio camino, su identidad. Y aunque este cantautor siempre ha tenido la camisa negra (prenda oficial de los ‘metaleros’ a nivel mundial), cuando compuso la canción que lleva ese nombre, hizo un homenaje a la música popular de tienda paisa que también lo inspiró, aquella de interpretes como Octavio Meza (q.e.p.d.). Y es así como se consolidaba el nuevo sonido de Juanes: un estilo autentico que proviene de estas dos fuerzas tan distintas pero tan afines, que forjaron su carácter como músico; por un lado el rock que despertó sus sueños y por otro la música popular que desde niño siempre escuchó.
El tan anhelado éxito llego después de tocar varias puertas y de comer mucha mierda. Ahora puede saborear el fruto de su trabajo y el de toda la gente que lo ha ayudado. Su nombre encabeza las listas de ventas de discos y su música se oye en todo lado. Su carisma, trabajo social con niños, iniciativas de paz — como el concierto “Paz Sin fronteras”—, y hasta sus madrazos lo hacen único. Definitivamente se ha ganado el corazón de los colombianos, quienes lo han llevado al olimpo de la popularidad, todo porque este artista nacional siempre ha seguido su música y su corazón. “Para mí aunque no lo crean, realmente esto ha sido una gran sorpresa, nunca imaginé que al sacar mi disco Fíjate Bien la gente me iba a conocer en otros países, nunca imaginé todo esto que me ha sucedido hasta hoy”.

Sin embargo, el mundo de la música impredecible, o mejor dicho, todo en la vida es impredecible, la vida es tan incierta como el mar. Por ahí dicen que subes como espuma y caes como coco, y estamos ante lo que se puede llamarse una Juanesmania, algo a lo que él mismo le teme. “Cualquier artista siempre está pendiente de eso, hay que tenerle cuidado. Igual han sido cosas que no hemos podido evitar, ha sido un año muy duro pero también con cosas increíbles, definitivamente el año entrante terminamos la gira y me voy a sembrar papa o yuca, no sé, me desapareceré por un tiempo largo”.

Foto: José Giraldo

El fenómeno de Juanes tiene al mundo entero hablando español, no es sino echar un vistazo a youtube, donde hay diferentes presentaciones de Juanes en Moscu, Alemania, Japón, Francia, Estados Unidos y en las cuales todos los asistentes corean en español sus canciones —como diría un presentador de la TV colombiana— con ¡entusiasmo! Sin embargo, en su nuevo álbum hubo un tímido coqueteo con el idioma anglo. Se trata de la canción “Odio por amor”, donde canta una de las líneas del  coro en ingles: It’s time to change. Una falsa alarma, pues aún no es tiempo de cambiar el idioma. “La idea de haber cantado una línea en inglés en esta canción era un experimento. Yo realmente seguiré cantando en español, que es el idioma en el que yo me siento muy bien. Al principio, cuando llegaba a países donde no se hablaba español, me cuestionaba si debería cantar o no en otro idioma, pero después de todo, me he dado cuenta que en español también se puede. Este es nuestro idioma y es importante que lo defendamos, no creo que vaya a cantar en ingles todo un disco”.

Un ratico de política

Este paisa también ha sido foco de opinión, desde su rol como músico comenta sobre temas que van más allá de la música, y sorprende su capacidad para hablar sin rodeos. Es inevitable preguntarle sobre otro paisa tan popular como él —bueno eso dicen… las encuestas— pero lo cierto es que en su opinión, al presidente Álvaro Uribe Vélez ya se le está acabando su ratico. “El gobierno del presidente Uribe ha sido en estos ocho años muy importante y necesario. Es importante que haya un relevo, hay muchísima gente aquí en Colombia con capacidad para seguir adelante con todas las políticas. Pero yo diría que un tercer mandato puede ser bastante negativo y peligroso para él y para nosotros”. Aunque Juanes hable de política y opine al respecto, deja claro que no le interesa verse en alguna curul de un partido. “A mí me gusta mucho el trabajo social, y desde la fundación me siento muy contento con lo que hago pero no tengo ninguna inclinación política. Me importa el país y creo que cuando uno va creciendo, cuando uno va estudiando, uno va entendiendo las cosas y se va volviendo mas crítico y menos inocente”. Su música es su ley, política, religión, vida y sueños. ¡Qué bien por este parcero! por su sangre corre el amor por esta tierra, por su gente, por sus niños, victimas de esta absurda violencia, y nos enseña que a pesar de todo, como lo dice su canción: “ama la tierra que naciste, ámala es una y nada más”.

La música es la mejor manera de sanar, y la de Juanes es un buen antídoto. Sus canciones reflejan honestidad y compromiso, su música busca la paz que anhelamos tanto en este país, porque como él dice: “el arte tiene una función muy importante en el proceso de construcción de la paz” y en este sentido Juan Esteban Aristizábal es todo un ARTISTA, un ARTISTA DE LA PAZ.

Bonus Track

Una frase: Que Chimba tan Hijueputa
Un candidato: Sergio Fajardo
Un mensaje: A todos los muchachos que están haciendo música en este momento, que nunca dejen de hacerlo, la identidad es lo mas importante y seguir pa delante. Aunque nos cierren las puertas veinte veces, hay que abrirlas.

Foto portada edición impresa: José Giraldo

Fotos concierto: José Giraldo, Cristhian Carvajal y Mauricio Cuevas

VIDEO – ODIO POR AMOR

Comments

comments