Michel Maya

Michel Maya

Foto: Johnathan Álvarez

Este caleño a sus 31 años fue elegido por casi 8.000 personas como concejal de Santiago de Cali por el Partido Verde a punta de votos de opinión, sin acudir a las estructuras y viejas costumbres de hacer política. Y le apostó a generar confianza entre la gente a través de su campaña YO CREO. Michel es profesional en Gobierno y Relaciones Internacionales, profesor universitario y empresario. Un hombre que cree en los sueños y en la democracia, pero sobre todo en la gente.

¿A qué le atribuyes el éxito de tu campaña?

Se debe a una sumatoria de esfuerzos, de muchas personas, esto no fue una campaña de tres meses. Yo creo que el éxito se debió a la dedicación, a la disciplina, al apoyo de los empresarios, al apoyo de quienes sueñan con una ciudad distinta. Y se debe también a que la gente encuentra coherencia. A nivel nacional las personas que votaron por el Partido Verde estaban votando por la coherencia. Ese es el caso de Sergio Fajardo en Antioquia, donde más de un millón de personas votaron por él, contra las maquinarias y contra los bultos de dinero. En el caso de Cali pasó algo parecido, la gente votó por la coherencia.

¿Cuál ha sido el proceso para que hoy estés en el Concejo de Cali?

Yo fui candidato a la JAL de la localidad de Chapinero en Bogotá, ahí con un grupo de amigos de varias partes del país formamos un grupo que se llama “Úntese las manos”. Posteriormente nos invitaron a hacer parte de una lista al Concejo de Bogotá en el año 2003. Por ésa misma época acompañamos el proceso deGina Parody y el de Álvaro Uribe; después, en el 2007, el de “Cali Puede” en Cali. Más adelante decidimos apoyar a Juan Fernando Reyes en su aspiración a la Cámara de Representantes por la ASIy a Sergio Fajardo. Pero cuando nace el Partido Verde, con la unión de Antánas, Peñalosa y Lucho, tomamos la decisión de irnos para el Partido Verde y lanzamos la candidatura al Senado. Yo creo que ahí quedó una semilla valiosa, un reconocimiento de la ciudadanía caleña.

¿Cómo hacer para mantener la coherencia en un oficio tan desprestigiado como lo es la política?

Yo creo que lo primero para mantener la coherencia es decidir que uno tiene que ser coherente. Las tentaciones sólo llegan cuando hay cierto peso para que éstas lleguen, es decir, se ofrecen al que les abre la puerta. La gente muchas veces se tuerce, para que lo coloquemos en esos términos, porque le da la gana torcerse; porque decide que el camino es muy difícil y que es más fácil abrir la puerta y venderse.

¿Cómo hiciste para que la gente creyera en vos?

Hay dos autores que escriben sobre economía: Stephen Levy y Stephen Wagner. Tienen dos libritos sobre la economía de lo extraño y de lo súper extraño. Y en el primero ellos demuestran que las campañas políticas no se ganan con dinero sino con buenos candidatos. Y demuestran económicamente cómo el tema no es el dinero, no es cuánta plata tiene la campaña, sino el candidato. Y yo creo que cuando la gente votó, algunos votaron por bonito, otros habrán votado por el Verde, otros habrán votado porque es joven, pero también muchas personas votaron porque más que creer en Michel estaban creyendo en ellos mismos. Y ahí yo creo que todo lo que nosotros hicimos, la campaña, salir a la calle, limpiar los parabrisas de los carros, sembrar girasoles, todas esas cosas sirvieron. Pero lo más importante fue enviar un mensaje y decir: mire, aquí hay algo distinto.

Comments

comments