Oportunidad para víctimas

Oportunidad para víctimas

Tomado de: Diario ADN - Bogotá

El programa Rutas de empleo rural y urbano para víctimas del conflicto armado del Ministerio del Trabajo ha beneficiado a más de 25 mil personas desde que comenzó en 2013. Al frente de esta estrategia está el Grupo interno de trabajo del ministerio para la reparación integral de las víctimas del conflicto armado, a cargo de Gloria Cuartas Montoya, que habló con ADN sobre el impacto de esta.

gloria-cuartas

Gloria Cuartas. Foto: Abel Cárdenas/ADN

¿Cuáles son los puntos centrales de este programa de empleo para las víctimas del conflicto armado?

Memoria, territorios y prácticas económicas, porque los bombardeos, el desplazamiento forzado y el asesinato modificaron los territorios. En los programas intentamos trabajar esto como elementos centrales.

 

¿Qué programas trabajan para recuperar el empleo?

Formación para el trabajo, emprendimientos rurales, reparación colectiva y programas para jóvenes.

 

¿El Ministerio qué papel cumple y qué cambios se han hecho?

Con la llegada de Clara López al Ministerio lo que se hizo fue recuperar el grupo de reparación integral a las víctimas para que dependa del despacho. El Ministerio lidera el sector del que hacen parte el Sena, el Servicio Público de Empleo, Organizaciones Solidarias, las cajas de compensación familiar.

 

¿Cuáles son los aliados?

Por ejemplo para la formación para el trabajo estamos con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI). El programa va del

2016 al 2017 y está en 15 ciudades.

 

¿Qué avances se han tenido?

Se hicieron consultas para establecer los intereses de producción en las regiones. Hay formación en hotelería y turismo, software, metalmecánica, calzado, call center… La tarea es que reconozcamos las capacidades territoriales, tanto en formación como en equipamientos comunitarios, y reconocer el saber de la gente.

 

¿Y para los jóvenes?

El otro proyecto es Transfórmate, entre 16 y 28 años de edad. Nuestro aliado principal es el ICETEX. Tiene dos caminos: formación técnica laboral y validación del bachillerato.

 

¿Qué otros programas hay en el campo?

Está el programa Somos rurales, dirigido a familias, con el PNUD como aliado. Está en 32 municipios de 9 departamentos. Se hace una selección de familias víctimas del conflicto y con la experiencia del PNUD y la asistencia técnica nuestra se hacen programas de inclusión social, porque te puedes encontrar a la víctima del conflicto armado y en la misma zona rural personas que no están inscritas en la Unidad de Víctimas. Los aliados apoyan e incluyen a otras personas que pudieron haber estado confinadas”.

 

Posibilidad de llegar a las personas, la clave

 

“El direccionamiento de la Ministra está puesto en que tengamos en cuenta la mesa municipal de víctimas y las mesas departamentales de víctimas para no llegar a ofertar indiscriminadamente. Hasta el 2017 están como observatorios de empleo regionales. Advirtieron las tendencias de mano de obra que requiere el mercado en esas zonas. Estamos terminando la etapa de planeación con foros regionales”.

 

Territorio y víctimas

“Si el Estado no reconoce las huellas dejadas por el conflicto armado en los territorios, es muy difícil la materialización de las políticas públicas de reparación en los lugares. En la paz territorial, además de reconocer la huella de la guerra también es necesario reconocer qué hay detrás de la guerra. No solamente hay 8 millones de víctimas, sino también es un deber ético poder tener la conciencia de lo que pasó en los lugares. El país no quedó igual. Se desocuparon grandes territorios para imponer modelos de desarrollo. Es ver cómo por la guerra se cambiaron las vocaciones productivas de las regiones, cómo se transformó la práctica económica y cuáles son los intereses del capital sobre esas regiones”.

 

El apunte

“se requiere mayor apertura del sector empresarial”

“Hemos venido analizando cómo reforzar el acompañamiento sicosocial. Se ha visto que la formación la hacemos con la orientación técnica del Ministerio; el enganche laboral, con el Servicio Público de Empleo. Necesitamos reforzar la capacidad de las empresas para absorber la mano de obra. Se requiere mayor apertura del sector empresarial para acoger la mano de obra que el mercado está requiriendo. Como Ministerio, mayor acompañamiento sicosocial porque también se afectó el tejido social y la confianza en las instituciones. Lo que hacemos no es un favor del Ministerio, es una obligación”.

redes-sociales-1000x1000px

Comments

comments