Patricia Castañeda

Patricia Castañeda

Esta actriz y escritora caleña tiene 34 años y desde el colegio viene camellando en la televisión. Comenzó en el programa infantil La Brújula Mágica y desde entonces ha actuado en Pecados Capitales, Tiempos Difíciles y más recientemente en la producción de Sony Latinoamerica: Los Caballeros las Prefieren Brutas. Además tiene una columna en Cromos que se llama “Profundamente Light”.

Es fan del mundial pero no del fútbol, le gusta probar diferentes gaseosas, le encanta madrugar y vivir cada día con toda, porque sabe que no salimos vivos de esta. Está lanzando su nuevo libro: Virginia Casta

¿Cómo comenzó en la televisión?

De pequeña hice muchos comerciales publicitarios. Y uno empieza ahí, hacer un comercial de publicidad es actuar. Uno está frente a la cámara y a uno le dicen ríase… Me acuerdo que el primero que hice fue en Cartagena, teníamos que hacer como si estuviéramos en invierno, estábamos llenos de chaquetas, sombreros, bufandas y nosotros teníamos que hacer como si estuviéramos muertos del frío comiéndonos una chocolatina. Ya ahí comienzas a actuar.

¿Qué piensa de la televisión colombiana?

Creo que ha mejorado, está viniendo mucha gente de afuera a filmar acá. Hay mucho talento, especialmente de historias, que termina siendo lo más importante y lo más difícil.

Muchas de las de acá se han vendido afuera: Betty, la fea, Café, Los Reyes. Hay historias que la gente de afuera quiere comprar. La producción ha mejorado, por ejemplo, la de Los Caballeros las prefieren Brutas se hizo en Colombia. Tú ves la calidad y se ve como cualquier serie gringa. Se dieron cuenta que lo visual y el vídeo son lo número uno. Que a la gente le gusta mirar y hay que competir.

¿Qué hay en común entre Hannah de Los caballeros las prefieren brutas y Patricia Castañeda?

¡Nada! Absolutamente nada, pero es lo grandioso de ser actriz, que todos los días te van  dar un personaje diferente. Ella es esa amiga que todos queremos tener, ella siempre está disponible, siempre te va a llamar, a contestar, a llevar. No todas las amigas deben ser demasiado moralistas, ¡qué hartera! Uno necesita alguien que lo ayude a despelucarse.

¿Usted cree que de verdad los caballeros las prefieran brutas?

Ojalá que no, estaríamos muy graves. Pero uno nunca sabe, debe haber por ahí un par que sí les guste. Se hacen, se complementan y se unen.

¿Cuál es el peor papel que ha interpretado?

A mí me encantan todos, así sea una escena, una palabra es un reto, porque uno se mete en el video, a mi me encanta estar en un set, es lo más grandioso que le puede pasar a uno, el highlight de la vida. ¡Hago lo que me gusta!

El más difícil fue el primero que hice como actriz, en “Tiempos difíciles”, porque no entendí de qué se trataba todo. Como que estás haciendo una escena y luego haces una en que los libretos van mucho más adelante y luego te devuelves en el tiempo entonces no entendía muy bien esa dinámica y racionalizaba mucho al personaje ¿Por qué hace eso? ¿Por qué hace aquello?

¿Qué no le puede faltar a sus escritos?

El humor. No me puede faltar. El humor negro además. Porque uno necesita saber burlarse de uno mismo, eso le da un toque más de alegría a uno, le quita tanta seriedad y rigidez a la vida.

Me divierte la gente que capta ese humor.

¿Por qué debemos leer sus columnas?

Yo le diría a la gente que no la leyera, así la lee por curiosidad.

En realidad lo que escribo es sobre lo que uno se sienta a hablar con las amigas. Mis columnas son esas conclusiones, esas irracionalidades, nuestras dudas.

¿Qué acusación o comentario te ha llamado la atención por tus columnas?

Al principio me daba duro, sobre todo porque en Colombia la gente cuando comenta, los comentarios no son críticas sobre el escrito sino sobre la persona que lo escribió. Y lo chévere de comentar es sobre lo que se dijo: estoy de acuerdo, no estoy de acuerdo. Yo leo los comentarios de las revistas europeas o gringas y los comentarios son sobre el escrito. Buenas o malas, pero son sobre el escrito.

Aquí la gente critica al escritor. Creo que es un sentimiento de inferioridad cuando la gente critica no al texto sino al autor. Y como todo el mundo quiere ser escritor, pero nadie se atreve, lo más sencillo es criticar…

Que comenten me gusta, eso quiere decir que me están leyendo.

¿Cómo ves la producción de cine colombiano?

Yo creo que estamos aprendiendo de los errores, como en todo hay que hacer y hacer y hacer y así se va aprendiendo. No podemos esperar que de una se haga “La” película y que ya la gente mire a Colombia como ¡wow! Nos llevan mucha ventaja México y Argentina.

Creo que también hay un poco de afán porque ya se puede hacer. Creo que han salido cosas buenas y hay que seguir dándole duro, trabajándole.

Por ahí en 15 años vamos a tener un muy buen trabajo

¿Qué proyectos tiene a futuro?

Estamos montando una obra de teatro, tengo un libro, mi primera novela que está saliendo ahora.

Muchos la definen como polémica y recibe fuertes críticas por las opiniones e historias en sus columnas ¿qué le diría a esas personas?

No es uno, al menos no en mis columnas. Son personajes que uno se crea. Todas las historias que se escriben ahí son inventadas, de eso se trata, de la imaginación.

Libro: Lolita

Película: Dog Day Afternoon

Artista Musical: Lady Gaga

¿A quién le gustaría darle clavo?: Al citófono que se me cayó porque el clavo es muy chiquito y necesita es un chazo.

Comments

comments