Sebastián ‘Tatán’ Mejía

Sebastián ‘Tatán’ Mejía

Este manizalita de 23 años tiene como profesión la Publicidad pero se dedica al deporte como carrera. Ha practicado diferentes deportes extremos desde que tenía seis años y actualmente se destaca por ser el mejor deportista de Freestyle Motocross en Colombia, subcampeón latinoamericano en Chile, ganador en Ecuador y octavo en ‘Red Bull X Fighters’, en México.

Foto: Salvatore Salomone

¿Por qué dedicarse a un deporte tan riesgoso y poco reconocido en nuestro país como el Freestyle?

Primero lo busqué por eso, porque era poco reconocido y quería traerlo al país y creo que eso logré. Ya la gente lo conoce, no tenés que andar explicando que el Freestyle es un deporte que se hace en moto y todo eso, sino que ya hablás de él sin ningún problema; eso es lo que más me gustó. En cuanto a lo riesgoso del deporte, pues me gustó porque no cualquier güevón puede subirse a una moto y hacer figuras, sino que hay que tener algo, hay que tener talento para eso.

¿Cómo son las jornadas de entrenamiento?

Hay que estar constantemente ejercitándote en el gimnasio. Entrenar tratando de hacer un truco, un truco, un truco hasta que lo vas perfeccionando. Este deporte no es un deporte muy competitivo en el momento que los estás realizando, sino que es una amistad de ayudarse unos con otros. En los eventos siempre va uno a que otros pilotos le enseñen cosas nuevas. En este momento yo entreno con un piloto argentino que está también tratando de subir nivel y a mí me sirve que él esté acá porque aprendo cosas suyas. Entonces siempre va ser una amistad y eso es lo que más me gusta de mi deporte.

¿En qué te sirvió para tu carrera deportiva haber participado en el reality la Isla de los Famosos?

Obviamente más reconocimiento, una experiencia que sirve para tener qué contarle a mis hijos. La idea era probarme hasta dónde podía llegar, que no solamente estaban las motos, sino que podía dar mucho en otras pruebas y me fue bien, llegué lejos, casi lo gano… aunque “casi no vale”. Sin embargo eso allá es una mierda. Se come toda la mierda del mundo y es una experiencia que no volvería a repetir y no le diría a la gente que es bueno vivirla.

¿Cómo ves la tendencia de los jóvenes hacia este tipo de deportes extremos?

Yo creo que los ‘pelaos’ y la gente ya están cansados de los deportes convencionales. No creo que un ‘pelao’ de mi edad se vaya a sentar a ver tenis, a no ser que sea un ñoño. Cada vez hay más ‘pelaos’ a los que les llama la atención este deporte, les gusta lo que hacemos, el riesgo que se corre de saber que podés perder la vida en un deporte, creo que es lo que más le llama la atención a la gente. Veo mucha, mucha afición. Veo que cada vez son más las personas que quieren practicar deportes no convencionales, deportes extremos y eso me gusta y me llena.

Foto: Cortesía Tatán

¿Hasta qué edad piensas practicar Freestyle?

No sé, hasta que me canse, hasta que me aburra, hasta que me lesione. No tengo presupuestado en qué año voy a salir. Yo creo que lo haré hasta que el cuerpo me diga ya, ya es hora ‘parcero’, ya toca dejar de montar.

Deja un comentario

*