¡Échele gafa!

¡Échele gafa!

¿Usted es de los que todavía piensa que actúa mejor que Jaider Villa y que lo único que le ha faltado es suerte?

Foto: Rachel Nesom - EL CLAVO

Llámelas como quiera, pero eso sí, si usted es de los que al escuchar estas palabras en lo único que puede pensar es en bronceador, toalla y pelota inflable, es hora de que le dé una actualizada a este práctico invento italiano del siglo XIII.

Puede darle por ejemplo su primer uso. Fueron los chinos que dos siglos después de que los italianos las inventaron, las oscurecieron. Y no fue precisamente con fines vacacionales. Su uso se popularizó en los tribunales, donde los jueces chinos debían mantener en total secreto sus impresiones sobre las pruebas. Así que si tramar es su segundo nombre, este accesorio no puede faltar en su portafolio personal.

Por otro lado, si a usted sus amigos no hacen sino decirle que en qué nube anda, es tiempo que le de el segundo uso histórico, el cual no se dio sino hasta cinco siglos después. Fue en 1930, cuando los aviadores de la fuerza aérea gringa, cansados de los destellos del sol antes de un bombardeo a cualquier país que se les atravesara, recibieron gratuitamente de Bausch & Lomb un modelo que después popularizaría entre el público la archiconocida Ray Ban.

Pero qué tal si le da el uso que realmente masificó este accesorio. ¿Usted es de los que todavía piensa que actúa mejor que Jaider Villa y que lo único que le ha faltado es suerte? Fue en los años 60 cuando la empresa Foster Grant inteligentemente empezó a utilizar en sus campañas publicitarias actores y actrices de Hollywood: “¿Será que la que está detrás de esas Foster Grant no es Daniela Franco?”. ¡Ahh, no! Es usted.

Hoy en día, después de la masificación a través de la pantalla grande, este accesorio es un “debe tener”. Ya el paseo no es la excusa, la excusa es protección y moda. Los filtros UV ya son un estándar en la industria, así que no más compras con el de “¡Lleve la gafa, la gafa, la gafaaaa!”. Introduzca en su vida el estándar de la protección, cuídese de los malignos rayos del sol.

En cuanto a moda, las nuevas tendencias se basan en lo urbano, lo sofisticado y lo audaz. Su uso está enfocado en todas las ocasiones. Eso sí, donde haya sol: no pase por ‘mañé’, ‘roto’ u ordinario. Si las va a usar de noche, aténgase a las requisas y los comentarios a espaldas.
Los diseños actuales están basados en formas rectangulares, de monturas extra grandes que pueden dar una manito ya sea para que los paparazzi no te reconozcan o para cubrir esas facciones no tan agraciadas de tu cara. Los materiales que se imponen ahora son los opacos y de pasta. En cuanto a los colores, aunque sigue reinando el negro, se busca el contraste con la piel.

Ya con el uso, el modelo y diseño del accesorio definido, y si una marca le agrega centímetros a su seguridad, le recomendamos la venganza de los italianos contra los chinos, quienes tras perderse la autoría del primer uso, en los últimos tiempos han liderado la tendencia y creatividad en diseños. Marcas como Gucci, D&G, Versace, Verino, Chanel, Prada y Armani son los que mandan la parada. Ahora sí… ¡Nos vemos en el río!

Comments

comments