5 competencias que aprenderás estudiando en el extranjero

5 competencias que aprenderás estudiando en el extranjero

5 competencias que aprenderás estudiando en el extranjero

 

Experiencias valiosas para tu futuro

 

 

Tal vez te sorprendan las muchas aptitudes, aparte de las lingüísticas, que se desarrollan durante una estancia en el extranjero. Muchas de ellas entran en la categoría de las soft skills, y son las más demandadas por las empresas.

Las hard skills suelen ser los conocimientos que se han adquirido a través de formación académica, como los conocimientos en informática, ingeniería, matemáticas o cualquier otra aptitud que te permita realizar la mayor parte de un trabajo. Las soft skills, por su parte, son las actitudes que te permiten enfrentarte mejor a multitud de situaciones cotidianas y llevarte bien con la gente. Por lo general, estas habilidades intangibles no se adquieren a través de formación académica, sino de la vida diaria. Las empresas buscan empleados con un equilibrio entre hard y soft skills. Estas son solo algunas de las muchas competencias que tendrás tras vivir y estudiar en el extranjero:

 

1. Capacidades de expresión oral

Hablar otro idioma no solo mejora tu capacidad para expresarte en la lengua que estás estudiando, sino que también te ofrece una nueva perspectiva de tu idioma materno. Probablemente aprendas a hablar de manera más precisa en tu idioma. Después de haberte dirigido a un grupo en otro idioma, hacer una presentación en tu lengua materna te intimidará mucho menos, superaras la pena y estarás mucho más optimista cuando te enfrentes a situaciones donde hay que intervenir. Se necesita más tiempo para procesar una lengua extranjera, lo cual te obligará a escuchar con más atención para saber qué contestar.

 

2. Conciencia multicultural

Además de aprender sobre la cultura autóctona, conocerás y estudiarás con personas de todo el mundo. Trabajar en un grupo heterogéneo es una soft skill fundamental en el mundo de los negocios actual. Conocer el mundo te puede ayudar a comprender que las personas comparten las mismas emociones básicas, independientemente de su lugar de nacimiento. También aprenderás a respetar las diferentes culturas y tu nivel de tolerancia será mucho más alto.

 

3. Solucionar problemas de manera creativa

Cuando estás fuera de tu zona de confort, además de estar muy lejos de tu casa y allegados, a menudo estás rodeado de personas que no hablan tu idioma, tienes que ser creativo para solucionar los problemas que surjan. Tu escuela de idiomas hará todo lo posible para que tu llegada al país vaya bien, pero, al final, serás tú quien tenga que organizarse para aprovechar el tiempo al máximo.

 

4. Pensamiento multidisciplinar

Esta es una habilidad fundamental en el siglo XXI. Se puede aprender de un tema haciendo un debate en grupo, un juego, un texto o un simulacro de entrevista; enfoques muy diferentes para memorizar un mismo aspecto. Este punto se llega a entender muy bien al compartir con personas de diferentes nacionalidades porque cada cultura tiene diferentes maneras de pensar y actuar. La capacidad para lidiar con situaciones diferentes e inesperadas te será muy útil.

 

5. Equilibrio emocional

La actitud que tomes frente a la vida determinará las ganas para realizar tus metas, todos tenemos momentos tristes o felices pero depende de tu equilibrio emocional que utilices esos sentimientos para mejorar y dar un paso adelante a la madurez. Cuando estás en el extranjero muchas veces extrañaras tu hogar, pero entenderás que estas ganando mucho más para tu futuro de lo que puedes imaginar. De ti depende crear una nueva zona de confort y que todo marche bien. Cuando estudias en el extranjero ganas paciencia, responsabilidad, respeto por los demás y confianza en sí mismo, además de otros valores que no se aprenden tan fácilmente.

Comments

comments