¡Abajo los ñoños!

¡Abajo los ñoños!

Frases como: “noooo, pero si eso es muy fácil“, “profe acuérdese que para hoy había trabajo“, “si todos fueran como yo sería lo máximo“, “como no tengo novia, el tiempo me rinde mucho más“, “no te voy a dar copia, lo mejor es que vos lo hagás para que entendás“, “¿por qué no le bajas el volumen al equipo, no ves que estoy concentrado?“, “ahora no estoy para novias, me es suficiente con mi PC“, “ser ñoño es lo máximo“, hacen que me hierva la sangre provocándome un punzante dolor de cabeza, una hemorragia cerebral y algunas veces hasta un colapso nervioso (eso dependiendo de la vehemencia de la frase y de la cercanía al ñoño).

Sinceramente nunca he soportado este tipo de personajes monotemáticos que no viven la vida como debe ser. Engendros que sueñan con la tierra prometida, con el día en que todos seamos igual de ‘intelectualoides’, lentos y adinerados (por esto último no hay ningún problema) que Al Gore o Bill Gates. Yo me pregunto: ¿Por qué no se mueren todos? O mejor ¿por qué no les cae un rayo encima y acaban con esa raza maldita? Sí, es cierto que muchos de los productos que hoy uso son resultado de varios ‘comelibros’ y que lo que no hay pronto existirá también gracias a uno de ellos, pero es mucho más cierto que la diversión, las mujeres y los placeres mundanos de la carne son y serán siempre lo mejor.

Tal vez el problema no es que sean ñoños, el problema es que sólo se dediquen a una cosa. ¿Acaso ustedes no saben lo aburrida que fue la vida de Isaac Newton durante los años en que desarrolló todos sus teoremas? Él no tenía televisor, vivía en las afueras de la ciudad y estaba tan desparchado y sin mujeres que le dio por averiguar por qué rayos le cayó una manzana en la cabeza, y para acabar de completar murió de una larga y atroz enfermedad. ¿Acaso querés correr el mismo destino? Digamos que eso estuvo bien para esa época, pero hoy en día con toda la diversión que hay no entiendo por qué quieren imitar su imagen, como tampoco entiendo: ¿Cuál es el maldito rollo con la camisa a cuadros? ¿No ves que son asquerosas? ¿Cuál es tu interés en que yo aprenda y tu afán de arruinar la diversión? A mí dejame tranquilo, yo lo único que quiero es que me des copia, no me interesa aprender eso, quiero gozar, vagar con mis amigos, tomar, levantar y concretar.

A mí que no me vengan con güevonadas, allá vos y tu “ñoñez”. Podes perderte y podrirte en ella, pero que algo te quede bien claro: ser ñoño nunca fue, no es y jamás será lo máximo. ¡No jodás! Salí de tu rutina, apagá ese computador, andá buscate una novia, bebete un botello de guaro o de güisqui, fornicá y después hablamos.

Comments

comments