Del excremento al vaso de agua

Del excremento al vaso de agua

del excremento al vaso de agua

¿Qué pensarían ustedes si les contáramos que el vaso de agua que les dimos y acaban de beber, cinco minutos antes eran excrementos humanos? Se morirían del asco, ¿verdad? Pues bien, antes de que les dañemos la comida les vamos a contar que esta posible fantasía puede ser una realidad y de paso sea dicho, una solución efectiva para mitigar la sed en zonas donde el agua potable escasea y hasta para prevenir el cambio climático.

La fundación Bill y Melinda Gates, está apoyando en estos momentos, el desarrollo de un invento único en su especie: la máquina que convierte el popó en agua potable 100% apta para consumo humano, y que al tiempo, genera energía de manera autónoma. Pues bien, este invento que aún está en su fase preliminar ya es un hecho y se encuentra realizando sus primeras pruebas en Senegal, país que sufre las inclemencias de la sequía.

El propio Bill Gates, (sí, el multimillonario fundador de Microsoft) le tiene tanta fe al proyecto, que se prestó para ser un “conejillo de indias” y beber la mencionada agua resultante del proceso que transforma la caca en el preciado líquido. Bill Gates, sin poner reparo alguno, la bebió, demostrando la efectividad de dicho aparato que en estos momentos es un tema viral en internet.

¿Cómo funciona?

El OmniProcessor es capaz de transformar 100 toneladas de desechos orgánicos diarios en unos 80 mil litros de agua potable, dependiendo de la humedad del material usado. El tránsito es posible gracias a un complejo sistema de sucesivo refinado de los residuos. La primera fase del proceso es hervir a mil grados el material y de ahí se descarta el 99% del combustible. Luego, se obtiene un vapor relativamente limpio que se refina con filtros exageradamente finos. Después el material se condensa y se somete a otros procesos de limpieza. Cabe resaltar que todo esto sólo toma cinco minutos.

El OmniProcessor es una máquina enorme. Tiene el tamaño de dos buses estacionados uno al lado del otro. Lo que buscan sus creadores, que son un grupo de científicos de Janicki Bioenergy, compañía dedicada a crear soluciones de energía amigable, es que cuando el proyecto pase de su fase preliminar estas máquinas puedan ser instaladas en varias ciudades del mundo, generando no sólo un impacto social importante sino también ecológico.

La  OmniProcessor no sólo potabiliza el agua, sino que genera electricidad y cenizas que tienen altos componentes fertilizantes, como quien dice, un casi milagro de la ciencia.

Clávate el dato:

– Las muertes por diarrea, causadas tanto por el agua contaminada como por su escasez para la higiene, se elevan a más de 2,2 millones al año, según datos de la OMS.

– Con suministros suficientes de agua potable y saneamiento adecuado, la incidencia de algunas enfermedades y la muerte podrían reducirse hasta en un 75%.

– Aunque el 70% de la superficie del mundo está cubierta de agua, sólo el 2,5% del volumen total es agua dulce, mientras que el 97,5% es agua salada.

– En los dos próximos decenios, se prevé que en el mundo se necesitará un 17% más de agua para cultivar alimentos para una población que crece en los países en desarrollo, y que el total de agua utilizada aumentará un 40%.

Comments

comments