El Clavo me inspira

El Clavo me inspira

POESÍA

Te haré el amor como nadie
Y como nunca;
Aunque sea como todos,
Como siempre….

Te haré el amor sin tocarte,
Aunque sin dejar intacto,
Un solo rincón de tus instantes….

Te haré el amor sin hablar,
Aunque no borre las huellas,
Aunque sea el último en llegar.

Derribaré los muros y los escudos,
Desafiaré los templos y tus dioses,
Y naceré en tu hierba,
Aunque sólo sea un hombre simple,
Que una tarde se perdió en el mar…

por Luís Fernando Polo Rodríguez

 

VIDA DE SENTIDOS

Sin sentido viene la vida,
La vida sin sentido se va,
el sentido se lo pone
quién la asume con sinceridad.

No vale la pena engañarla
con caminos aparentes, pues
cuando está a punto de irse
nos muestra la verdad.

Hay que guiarse por
la chispa, la historia y lo real,
para sacarle jugo a la vida
sólo debemos actuar.

Sin sentido viene la vida,
quién la asume con sinceridad
le pone sentido y se va.

Por Clara Janeth Torres Martínez

SIN TÍTULO

Te hablo de las mañanas en las que te da pereza hasta morirte,
En las que no sabes sí
sos hombre o una mujer,
luego descubrís que estás tan erecto
que rozas el techo, y te levantas a orinar…

Te hablo de las mañanas en las que el
lavamanos está cubierto de pelos y
 de alas,
y asistís a un funeral de cucarachas
envenenadas…

Te hablo de las mañanas en las
que te sumergís en una cascada
de agua termal y tu alma te sigue
buscando en la sala.
Te hablo de las mañanas en las 
que nada importa,
Abrís tu estomago con las uñas,
Y te sentás a desayunar tus vísceras.

Te hablo de las mañanas en las  que
enciendes la radio,
Y la primera noticia habla de una
nevera celosa que asesinó a un
electricista…
Y te reís como un loco, y te reís
como un loco…
Te hablo de las mañanas en las  que
subís al ascensor y cuando llegás
al sótano sos un anciano pútrido
y terco….

De las mañanas en las que abrís tu
mano y penetrás el cuerpo de un
 bus a cambio de un trozo de dios,
Luego el chofer  te viola con un exhosto y
te riega su semen industrial por la nariz…

Te hablo de las mañanas en las 
que pensás que sos parte de una
película argentina,
Y te creés un viaje al mar,
Un viaje al sol,
Y vas a un gran cajón,
sin ventanas,
Donde te cubren los sueños
 con mierda.

Te hablo de las mañanas en las que
te reís como un loco,
En las que  no podés parar de llorar…

por Luís Fernando Polo Rodríguez

Comments

comments