El Clavo Me Inspira

El Clavo Me Inspira

He descubierto en tus ojos la insolencia del destino, que irrespeta la coherencia con aleatorias persistencias, que me ata al árbol del equilibrio y luego te desnuda en frente mío.

He descubierto en tu cuerpo la irreverencia del deseo. Reniego  el equilibrio, dejo que mis sentidos se abalanc3en sobre ti, y a una anarquía de sensaciones sobreviene, deliciosamente cierta sinfonía de alucinaciones.flor_elclavomeinspira

He descubierto en mi confusión la inoperancia del destino que se desliza con el tiempo, la resonancia del deseo que hace eco a destiempo, y la claridad de un sentimiento que eternamente inunda este momento.
C.A.M. Psicología

Esta que te asfixia es la enferma, la soñadora de rostros azules, aquella que tiene la entraña raída y un cometa por alma.

Estos ojos que te desnudan pertenecen al ser oculto, a la indecisa y torpe que te ama; pues esta, brutal e inescrutable saturada de ilusiones vive en ti inundada toda, arando esperanzas con sus herramientas desgastadas y la dulce tentación de la muerte doblada en el bolsillo.
S.F. Psicología

Irónica risa aquella que me agita a solas la asfixiante soledad de mi mismo.

Eleuterio Montparnasse

El ventilador estaba allí, girando en la velocidad número 5, el ventilador estaba allí, a toda velocidad!, y él estaba allá, fumando a la velocidad número desespero, el estaba allá, a toda velocidad!; y él,  el ventilador con su repetitivo sonido, monótono y asfixiante, revolvía el viento viciado de la oscura húmeda habitación, y él, continuaba respirando el humo que sus pulmones producían, mientras besaba una y otra vez, desaforado, sin parar por una gota de oxígeno, ese papel que contenía al tabaco, sin filtro y que tenía un nauseabundo olor a pecueca.

El fumaba allí y el ventilador giraba allá, y el que estaba allá caminaba  hasta allí, y allí, él lo recibió con una brutal certera, sórdida e irritante, era el ronroneo del motor, mientras quien caminó, introducía sus manos despiadada y generosamente en las aspas filudas y metálicas del ventilador. Y ellos lloraron lágrimas de sangre, al mismo tiempo, que la cabeza de fuego de aquel cigarrillo se perdía cayendo sobre la felpuda alfombra.

Ella ya no estaba ni allí ni allá, él la acababa de matar.

Abraxas

Cuantas noches envueltas en lágrimas o simplemente en sentimientos sollozos de nostalgia, ¡Cuántas noches, Cuántos días! Tantas soledades entrelazadas y abandonadas en cada parte de mi cuerpo… !Patrañas¡,! Sonrisas!, !Llanto!…

Colores grises negros, grises rojos y sutiles amarillos nauseabundos ya de tanto preguntar, aplastados entre la simpleza de existir sin poder vivir… solo pálidos desgarrados momentos que pasan por la vida tan inocentes, tan ingenuos… tan Voraces!, aniquiladores de suspiros, conocedores de verdades ocultas, fieles compañeros de la soledad.flor_3_elclavomeinspira

Abro y cierro mi boca, abro y cierro mi flor, a veces tan nutrida de locura… Espléndida!!
Abro y cierro mis ojos, abro y cierro mi flor, a veces tan envenenada de tristezas… Calumnias!!
Soy la boca, los ojos y la flor, mimetizo la alegría y el dolor…
Columbo Psicología

Comments

comments