El Clavo me inspira

El Clavo me inspira

rosas_poesiaSIN TITULO

Oye!!
No te vayas si?
Tal vez pueda mostrarte mi pequeño mundo, tal vez  puedas encontrar en el lo que buscas pero quizás no encuentras.
Oye!! En serio no te vayas

Tal vez puedas mostrarme tu gran mundo,  tal vez pueda encontrar en el lo que tanto he buscado pero jamás he encontrado.

Por favor !!
Déjame, déjame  conocerlo

Tal vez sea tan lindo como tu sonrisa,
tal vez sea tan lindo como tu mirada y
quizás sea tan hermoso como tus palabras.
En serio
Por favor! déjame, déjame mostrarte el mío,
y déjame, déjame conocer el tuyo,
pues tal vez así,
encontremos grandes cosas,
cosas jamás imaginadas, cosas,
jamás encontradas y grandes cosas
que puedan hacer de nuestros sueños
una linda realidad!!!…

Peregrin
Ingeniería Industrial

TE DOY

Te doy,
Un árbol de aves,
Un paseo en  bicicleta
Buscando el mar,
Un cementerio de estrella…

Te doy,
Un anciano hablando con
Su caballo,
Un coro de grillos y perros,
Una lluvia desnuda vestida de tierra…

Te doy,
Un cuarto y un fantasma,
El bullicio de  los carros,
Un río muerto derramándose
En  nuestros oídos…

Te doy,
Un silencio estremecido,
Una calle de músicos,
El olor de los mendigos,
Una ráfaga de flores,
Una bomba de semillas…

Luis Fernando Polo
Ingeniería Industrial

SIN TITULO

La huida del tiempo,
la leve caída del camino a tu cielo,
la noche que sueña,
el pasar por tu viento,
se aparta con hilos el velo y
tu cara aparece, sin siquiera pensarlo,
con mucho de nada,
con la luz de tu alma.

Bernardo Jaramillo
Psicología

EI, en aquel sitio, solo, abandonado; esperaba
que la puerta se abriese de golpe y que de
repente ella entrase.

Aquel sitio que había sido su refugio, ya no
significaba nada; no era nada; estaba vacío, a pesar
de todos los adornos y accesorios que tenía, siempre
faltaba algo.

Se sentaba a esperar, toda su vida dedicándose a
esperarla, día tras día, noche tras noche, pasaba el
tiempo sin hacer nada mas que esperar; olvidando
el resto del inundo.

Recordaba las palabras de su amada, su imagen
Pasaba frente a sus ojos continuamente, casi que
en forma instantánea, se levantaba y se dirigía a la
puerta  para recibirla, justo antes de llegar al sitio
donde la veía, simplemente desaparecía; dándose
cuenta de que sólo era un espejismo, así que
simplemente regresaba al lugar donde permanecía
sentado.

Olvido todo lo que tenía que hacer y lo que debía,
también, olvido sus “amigos” – claro  que nunca
los había tenido de verdad, solo conocidos, pero
nunca verdaderos amigos-, olvido su familia, su
estudio v su trabajo. Por ultimo inclusive se olvidó
de sí mismo.

Más siguió esperando y esperando. Hasta que aquel
día, la puerta se abrió de par en par, entraron en,
cantidades;…frenesí inmenso de gentes de blanco
y negro, gentes extrañas con cruces rojas en sus
brazos, con maletas rojas, blancas y negras.

La ambulancia llegaba tarde, los vecinos se habían
dado cuenta cuando el olor a putrefacto era ya
demasiado, cuando no había forma ni esperanza
de devolverlo a la vida, cuando la muerte ya le
había llegado, solo cabría esperar que los de negro,
y sombrero de copa se llevaran el cuerpo.

Inerte fue entonces sacado de su amado sitio,
Abandonó aquel lugar que le dejaba tan gratos y
Amargos recuerdos; se dejó llevar con la ilusión de
Ver al menos ahora a su amada, pero nunca
Apareció.
Así que fue enterrado y su alma subió por los aires.
Desde las profundidades del infinito vió una lápida
Con su nombre y más adelante… en la otra hilera de
Sepulcros…
El nombre de su amada, en una lápida blanca
Inmaculada como ella, con un epitafio que decía:

“Aquí yace aquella que esperó a su amado frente a su
puerta; hasta  que la muerte le llegó, pero nunca su amor”.

Carlos Andrés Sánchez
Psicología

Comments

comments