Una red de aportes estudiantiles

Una red de aportes estudiantiles

mochila-arhuaca

En un país con la evidente incapacidad de construir un proyecto compartido de nación, es algo reconfortante ver cómo jóvenes universitarios sí le apuestan a construir tejido social desde sus iniciativas en diferentes espacios. Un ejemplo muy cercano y valioso es la Red de Aportes Estudiantiles (RAE) de la Pontificia Universidad Javeriana de Cali.

Quiero resaltar tres aspectos muy valiosos del proceso. Primero, la RAE es un proyecto construido abierta y conjuntamente por estudiantes de diferentes carreras que han hecho parte de procesos institucionales de participación estudiantil y/o han sido gestores de iniciativas a través de grupos estudiantiles. Segundo, sin perder su autonomía y autogestión, el proceso siempre ha estado acompañado por diferentes instancias de la Universidad, a través de intercambios con el Medio Universitario, de asesorías con profesores y directivos, y de constantes consultas a estudiantes en general. Tercero, es un proyecto con memoria (algo nada común en nuestro país) y claramente justificado; el proceso se alimenta de las experiencias históricas que se han desarrollado irregularmente en la Universidad.

El modelo de red permite la «conectividad» de todos los procesos estudiantiles en curso y además fomenta y protege los procesos nacientes. La Red conecta todos Ios procesos estudiantiles, es decir, grupos estudiantiles, asociaciones, delegados a los Consejos de Facultad y proyectos e iniciativas independientes e institucionales de otros estudiantes. Además la RAE facilita la comunicación del estudiantado con las otras instancias de la Universidad y mantiene al alcance de todos la comunicación con procesos de interés en Cali, Colombia y Latinoamérica. Una red con objetivos similares se encuentra ya en marcha en la Javeriana de Bogotá con todo el apoyo de la Vicerrectoria del Medio Universitario y el reconocimiento de las Facultades. En Cali, también se encuentra en gestación una Red Estudiantil Universitaria (RE UN) para conectar las iniciativas de las siete universidades mas grandes de la ciudad.

Son grandes las ventajas, beneficios y garantías que ofrece una estructura estudiantil organizada dentro de una universidad. Seria incomprensible y hasta ilógico e irracional pensar que alguien se opusiera al desarrollo de tan importante red para la vida universitaria de los jóvenes javerianos.
Por estos días la Javeriana de Bogotá se vanagloria de que 6 de los 16 ministros del cada vez más desprestigiado gobierno de Andrés Pastrana son javerianos. Me atrevo a asegurar que ellos en sus años de universitarios soñaban llegar al poder para gestar un país mejor. Me cuesta descifrar a qué país se refieren cuando los escucho hablar ahora. Los planes de estudio de nuestra Universidad nos forman como profesionales competentes desde lo técnico y académico, pero nos preparan para una Colombia que no es real, pues la verdadera Colombia ni la conocemos ni la comprendemos. La RAE sólo le puede traer cosas buenas a esta institución y a Colombia, ya que contribuye a la formación integral de profesionales de cara al país. Esto gracias a que prepara un ambiente mas propicio que facilite sus experiencias estudiantiles engranadas en la estructura de la Universidad y sus diferentes programas. De esta manera se ayudará enormemente a minimizar la duplicidad de funciones y la falta de coordinación de estas iniciativas que las condena a quedarse en el corto plazo (como en todos los gobiernos colombianos). Así se evitaría también el desgaste y desánimo al que tristemente se ven sometidos los estudiantes que viven más ampliamente su formación y su vida universitaria.

Comments

comments