La salud, como los “descaderados”, está de moda

La salud, como los “descaderados”, está de moda

adelgazarsaludPor los anhelados cuerpos y las ganas de lucir los famosos “descaderados”, las mujeres recurrimos cada vez más a dietas que prometen mágicos resultados en corto tiempo. Entre una adecuada propuesta profesional y el expansivo mundo publicitario, elegimos aquellas soluciones prácticas y rápidas que, sin saberlo, pueden ocasionar a largo plazo, no sólo más gorditos, sino también alteraciones en nuestro organismo por malos hábitos alimenticios.
Entre las propuestas profesionales se encuentran los estudios realizados por la Dra. y el Dr. Heller en los Estados Unidos, quienes plantean que el sobrepeso tiene poco o nada que ver con problemas psicológicos o la falta de voluntad. De acuerdo con ellos existe una base biológica caracterizada por un desequilibrio insulínico que, en ciertas personas, produce mayor ansiedad al comer. Los carbohidratos (entre los que se encuentran panes, pastas, conocidas como “harinas” en nuestro medio; vegetales, frutas, y en general, alimentos ricos en azúcares) al ser ingeridos, producen una liberación de insulina, la cual permite que la energía de los carbohidratos pase (en forma de glucosa) a la sangre, al hígado y las células musculares o adiposas de todo el cuerpo.
Cuando se produce hiperinsulinemia, se produce una reducción de las células receptoras, por lo tanto, no hay gran cantidad de células que asimilen la glucosa y el nivel de insulina en la sangre no desciende. Al no descender, no se produce la secreción de una sustancia cerebral llamada serotonina, cuya presencia produce una sensación de satisfacción.
Después de varias investigaciones los doctores elaboraron una dieta para las personas adictas a los hidratos de carbono, la cual consiste en dos comidas bajas en carbohidratos y una tercera comida, que debe durar sesenta minutos, en la que se puede consumir cualquier tipo de alimentos, sin restricciones. La dieta, basada en un fundamento biológico, además de facilitar la pérdida de peso progresivamente, permite consumir aquellos alimentos que tanto nos gustan.
Por otro lado, Cala Cervera, nutricionista ortomolecular, además de estar de acuerdo con estos planteamientos expone la importancia de las proteínas, ya que la ingesta de este tipo de alimentos (carne, pescado, huevos, lácteos, productos de soya, etc.) estimula la secreción del glucagón, hormona producida en el páncreas, la cual moviliza la grasa y es antagonista a la insulina. Esto no quiere decir que debamos comer solamente proteínas, ya que el exceso de éstas puede producir niveles altos de acidez en la sangre y, por consiguiente, una desmineralización. Para ella lo ideal es una relación carbohidratos / proteínas de 2 a 1, es decir, que los carbohidratos deben ocupar físicamente el doble que las proteínas que consumimos.
Ponerse a dieta casi se ha convertido en un pasatiempo, por lo cual existen diferentes posturas y tipos de dietas. ¿A quién creerle? Los expertos en la pérdida de peso previenen contra las dietas novedosas que raramente tienen un efecto permanente y plantean que los factores que causan el aumento de peso varían según el metabolismo de cada persona, es decir, de acuerdo con la velocidad con que el cuerpo procesa los alimentos. Es por esto que no hay ninguna dieta que funcione para todos y los alimentos que se consumen no son asimilados igualmente por todos los organismos.
Lo recomendable es seguir una dieta que sea nutricionalmente sana, una actividad física regular que ayude a reducir y controlar el peso quemando calorías y, lo más importante, comprometerse a hacer un cambio en los hábitos de alimentación. Todo tipo de alimentos, consumidos moderadamente, son requeridos para el buen funcionamiento del cuerpo, por lo tanto, es aconsejable comer pequeñas porciones en forma fraccionada y con alimentos variados, logrando un equilibrio de nutrientes que aseguren tanto la prevención de enfermedades como buena calidad de vida.
Por nuestra propia salud, tengamos criterios para elegir entre tantos productos que nos ofrecen y creamos en los que sí han sido preparados profesionalmente. Con todo esto, no cabe duda de que la opción de cuidarnos, hacer dieta, usar “descaderados” y hacer ejercicio, está de moda.

Comments

comments