Jóvenes: invencibles o invisibles

Jóvenes: invencibles o invisibles

boleando_clavoParece ser que en la actualidad ser joven es una obligación y una oportunidad que no se puede desaprovechar. Todos pueden ser o sentirse jóvenes si responden ante algunos cánones que la cultura global “sugiere”. Así que, al mejor estilo de las revistas “cositeras”, me he permitido elaborar una pequeña lista de tips (reglas del consumismo) para facilitar su ingreso a ese “selecto” grupo.
  • Por su bien, usted debe sentir el idioma inglés como único y verdadero, ya que todo lo que le permitirá ser o sentirse joven está sugerido en esta lengua; lo mejor es que lo practique tanto que pronto pronuncie “pandebonou”.
  • Para vestir, recuerde que no está bien visto que usted decida qué ropa hace juego con lo que quiere proyectar; por el contrario, con cómodos pagos, no menores a $150.000, usted podrá servir de valla humana para las más afamadas marcas del globo. Claro que, gracias a la piratería, usted conseguirá estas mismas marcas a precios económicos sin dejar de cumplir su cometido.
  • La otra cara de la moneda es romper abiertamente los estereotipos para crear otros iguales. Para ello, debe “romperse” alguna parte del cuerpo, en lo posible en una zona de la cara o el vientre, dejarse crecer el pelo hasta que le “haga bomba”, usar ropa de segunda y gritar a todo pulmón: ¡maldita sociedad!
  • Tenga por lo menos un e-mail , y en lo posible, endéudese o haga endeudar a alguien para comprar el computador que le sugiere ese amigo experto en sistemas que todos tenemos.
  • Conéctese por lo menos una vez al día a la red, aunque sea para revisar el correo. Eso sí, si la bandeja de entrada aparece vacía, siéntase mal porque seguramente le cayó la maldición de alguna cadena.
  • Evite pensar para sentar su posición frente a algún tema actual. Déjele el trabajo a los que saben, así usted podrá ser asesorado por los noticieros, los portales, los políticos y extremistas. Apréndase bien los discursos y repítalos tal como los escuchó.
  • Déjese embutir la canción de “El Besito Cachichurris” y “latas” por el estilo. Luego cántelas duro en la Feria, al lado de sus mejores amigos, en una de las tribunas de la cabalgata y haga hasta lo imposible por dejarse ver con su “parche” en una foto de las que salen en los sitios web de moda o en los periódicos de Feria; eso sí, con cara de alegría desenfrenada para no quedar “tan boleta”.
  • Guarde la línea y cultive su cuerpo. Recuerde que lo importante es la apariencia y que ese delirio es cierto: todos le tienen los ojos puestos encima.
  • Después de decir su nombre y dirección es casi obligatorio identificarse con una cifra que empiece por 310, 315 ó 300. Ya no tiene disculpa para decir que no tiene minutos pues están a $30 con acceso a Internet, mensajes, soniditos, juegos, cámara digital, MP3, GPS, 3GSM, PCS, ISS, EPS, IPS, etc.
  • Diga que no, pero haga como que sí. Quede bien con todos los círculos sociales que frecuente, sea querido y aceptado por todos.
Un panorama devastador es el que nos circunda hoy en día. El delirio de poder combinado con la invisibilidad que proporciona la masa; el estado de alerta opacado por la comodidad que nos ofrece la tecnología mal enfocada. Y en medio de este surrealista paisaje, usted: dormido, vistiendo sólo su piel y aprovechando el 10% de su capacidad… ¿Cuándo se cansará de ese arrullo?
Resultados:
Verifique su “estatus social” de acuerdo con su calificación en la tabla de puntuación.
  • De 1 a 4 puntos: ¡Usted va por buen camino! Está haciendo el intento pero aún le hace falta más compromiso.
  • De 4 a 7 puntos: ¡Va mejorando! Aún le quedan rezagos de personalidad que no le convienen, debe disponerse y nada le será negado.
  • De 7 a 10 puntos: ¡Felicitaciones! Usted es un privilegiado y pertenece al mundo de los jóvenes contemporáneos. Se le sugiere que siga así, al tanto de las decisiones que otros tomen por usted.

Comments

comments