Un reto exigente y apasionante

Un reto exigente y apasionante

La verdad es que ser un programer no es tarea fácil. Ellos empiezan esta carrera desde muy pequeños; actualmente existen campeones mundiales con edades de 12 o 13 años.

¿Quién no ha fantaseado, frente a un televisor o un computador, con ser el mejor corredor de autos del mundo, llevar nuestro equipo de fútbol a la victoria en un Mundial, salvar al mundo de las fuerzas alienígenas, o por qué no, ser un guerrero a capa y espada en busca de nuestra princesa perdida?

Algunos hemos logrado esto y mucho más, por medio de los tan bien conocidos juegos de video. ¿Una forma de pasar el tiempo? Para muchos, tal vez. Sin embargo, tomar más de mil posibles roles en una tarde, echando a volar tu imaginación, dejando tus problemas atrás y regalándonos horas de diversión extrema, es una excelente terapia para liberar el estrés. Debido a esto, infinidad de personas lo consideran un pasatiempo más en su lista de quehaceres.
No obstante, en la actualidad el mundo de los videojuegos se ha hecho cada vez más “exigente” desde que el factor competencia ha logrado integrarse y ya no basta con dos simples instrucciones para salir vencedor. Ahora es necesario desarrollar una óptima agilidad  mental, y aunque muchos sigan con el paradigma de “es sólo un juego”, actualmente existen personas que viven de esto y son conocidos en el mundo como progamers. Estos jugadores natos que se entrenan día a día con el apoyo de empresas del medio como AMD, Intel, nVIDIA, o Microsoft, que les pagan miles de dólares esperando que lleven el nombre de su marca en alto en diferentes eventos como ‘lanes’ (de LAN, o red local en la que varios jugadores compiten entre sí) o torneos mundiales, lo que hace que algunos de estos jugadores sean tan reconocidos como una estrella del pop o del cine.
La verdad es que ser un programer no es tarea fácil. Ellos empiezan esta carrera desde muy pequeños; actualmente existen campeones mundiales con edades de 12 o 13 años. En China y Japón algunos juegos de computadora son una asignatura más de los colegios y hay canales de televisión especializados en ellos. También existen sitios en los cuales te enseñan a jugar y esto nos hace pensar que los juegos de computador no son un juego.
En Colombia esta nueva cultura apenas ha tocado las puertas. A pesar de eso existen colombianos que ya han participado en eventos mundiales como Andrés Monroy, más conocido en el mundo de los videojuegos como Belcebú, un caleño de 21 años que participó en los World Cyber Games 2003 que se llevaron acabo en Corea. Como él hay muchos más que han participado en recientes  versiones de este magno evento, tratando de posicionar cada vez mejor a nuestro país en rankings mundiales.
En la actualidad existen muchos sitios llamados cibercafés, los cuales han ayudado a que el movimiento gamer colombiano sea cada vez mayor. Estos se dedican a brindarles a los jóvenes la oportunidad de disfrutar de esta diversión al máximo en un ambiente completamente sano. Algunos de ellos están equipados con más de 30 computadores conectados en red, las cuales cumplen las exigencias más altas de rendimiento para que los juegos actuales ‘corran’ bien. Además tienen salas de espera, televisores, consolas de juegos, y una cantidad de elementos que hacen que sus clientes se sientan extremadamente cómodos.  “Muchos padres de familia se han dado cuenta de que estos sitios prestan un servicio excelente de entretenimiento, y encuentran en ellos un lugar seguro y alejado de vicios como el cigarrillo, el alcohol o las drogas, donde sus hijos pueden estar con los amigos bajo la supervisión de adultos responsables” comenta Enrique Posso, administrador de uno de los cibercafés más importantes de Colombia.
Pasatiempo o no, los videojuegos cada vez toman mayor fuerza en el mundo y son considerados en muchos países como un deporte más. Esperemos que en un futuro no muy lejano, con el apoyo de los padres y de la empresa privada, algún colombiano nos de alegrías tan grandes como las que nos da Juan Pablo Montoya en el automovilismo.

Comments

comments