FW: “Prepago universitaria, MUY BUENO!”

FW: “Prepago universitaria, MUY BUENO!”

Cada mañana, muchos  internautas  se levantan a revisar su correo y encuentran diversos e-mails con títulos “Prepagos de la universidad tal”. En ellos, muchas veces uno quiere ver alguna de esas CYBORGS (dícese de mujeres con atributos muy desarrollados gracias a los avances médicos), que diariamente dejan babeando en los pasillos a más de uno. Pero obviamente las extraordinarias modelos de los e-mails ni siquiera son de este continente.

Sin embargo, algunas veces llegan fotos con las que queda la duda y realmente quisieras que aquella que está haciendo mil maromas con un hombre al que nunca se le ve la cara, te la encontraras cruzando la calle o en un supermercado. Según varios psicólogos que han estudiado el tema, dichos comportamientos son normales en una sociedad en la que los medios están explotando los fetiches, como el voyeurismo, convirtiendo en cotidiano que la vida de los otros salga expuesta a miles de personas. Tal es el caso de fenómenos mediáticos como los realities, Youtube y canales dedicados a la vida de los famosos. Aunque al principio el público quería saber qué pasaba con la gente de la farándula, cada vez es más común que esas ansias de invadir la intimidad se desvíen hacia personas comunes y cercanas. 

Lo curioso es que estos correos ya no son vistos como “cadenas que mandan degenerados”, sino que  se ha vuelto normal que hombres y mujeres de cualquier edad, estrato y ocupación, los envíen. Según varios estudios , Internet ha hecho que los valores, prejuicios y formas de relacionarse y entenderse con el otro, cambien o evolucionen. Las personas se están desinhibiendo más, debido al anonimato que pueden tener en la Internet. Así, muchos son fanáticos de estos correos pues los pueden ver si que los juzguen y mandarlos con su verdadera identidad o no.

Aunque estas cadenas pueden ser un “divertido y permanente contacto” con los amigos, es muy grave el daño que puede llegar a hacer para las personas que salgan expuestas. Ese fue le caso de Julia , una joven de un prestigioso Colegio de Cali, que hizo unas fotos artísticas en la que salía ligera de ropa, representando unas escenas donde se incluía drogas, y un mal intencionado mandó estas fotos en un correo que decía “Perra y drogadicta del Colegio…”. Para ella fue una época catastrófica, pues sus padres creyeron que la droga era real, y en el colegio fue juzgada duramente llegando casi a ser expulsada.

Como Julia, han ido apareciendo cientos de personas con casos similares. Por eso, hay que pensarlo dos y hasta tres veces antes de dejarse fotografiar sin ropa o haciendo alguna travesura, pues siempre habrán personas (allí me incluyo) que han desarrollado un apego hacia estas cadenas, y mientras no salgan en ellas las seguirán re enviando.

Hace poco me enviaron unas fotos de una compañera de la U que vio Inglés conmigo. Me sorprendió lo coqueta que se veía como Dios la trajo al Mundo. Confieso que me han dando ganas de reenviarlas —sería la primera universitaria real que le llegaría a mis contactos—, pero no lo haré, porque ella no me ha hecho nada y además, uno no puede ser tan porquería.

 1 Estudio de la Universidad De Chile. http://www.revistamad.uchile.cl/10/paper06.pdf .
 Estudio de Meetic, sobre las realciones personales a través de Internet.
 http://www.infosingles.com/ftp/estudios/Estudio_sobre_las_relaciones_personales_a_traves_de_Internet.pdf
 2 Nombre ficticio para respetar la intimidad de la persona implicada.

Comments

comments