El nuevo petróleo

El nuevo petróleo

Desde la antigüedad el petróleo fue usado de forma natural. Hace 6.000 años en Asiria y en Babilonia se usaba para pegar ladrillos y piedras, en medicina y embarcaciones; en Egipto, para engrasar pieles; las culturas precolombinas de México pintaron esculturas con él; y los chinos ya lo utilizaban como combustible.

La aparición de los motores de combustión interna abrió nuevas perspectivas en la utilización del petróleo, sobre todo en uno de los productos derivados, la gasolina, que hasta entonces había sido desechada por completo al no encontrarle ninguna aplicación práctica.

Pero en el desarrollo y explotación de este oro negro también la madre tierra ha sido afectada: derrames de petróleo como el ocurrido en el Golfo de México en 2010, desastres naturales de envergadura mundial, y los ocasionados de manera violenta al volar los oleoductos en Colombia afectan continuamente los ríos de agua pura y humedales. Pero las fuentes de agua no son las únicas que sufren: al transitar por una vía principal en una hora de alto tráfico, las chimeneas de los buses dejan una gran nube gris que da la sensación de muerte por ahogamiento.

El petróleo es un recurso natural que no se regenera, que es limitado, que se está agotando, lo que  hace necesario la búsqueda de nuevas alternativas para la generación de energía. Las Biorrefinerías y Biocombustibles, generan una alternativa a esta gran necesidad; en dichos procesos el petróleo es reemplazado por biomasa: materia orgánica (residuos agrícolas y agroindustriales), originada en un proceso biológico espontáneo o provocado, el cual es usado como fuente de energía.

El uso de estos materiales reduce el CO2 que es enviado a la atmósfera terrestre ya que los materiales van absorbiendo el C02 en el proceso de su desarrollo, mientras que emiten una cantidad similar que los combustibles convencionales en el momento de la combustión.

El Clavo fue invitado a la Universidad Autónoma de Occidente al  Seminario sobre residuos para Biocombustibles y Biorrefinerías organizado por el Grupo Interinstitucional de Investigación en Biocombustibles, Grubioc UAO-Univalle. En éste se expusieron temas sobre el crecimiento de producción de energía alternativo, que como lo explicó  Francisco Girio, Presidente de la Sociedad Iberoamericana para el Desarrollo de las Biorrefinerías: actualmente los biocombustibles son la única opción, a gran escala, que puede contribuir a reducir de inmediato el impacto ocasionado por las emisiones de gases de efecto invernadero, sin embargo, es necesario que en su producción los usos de los suelos sean respetados, para que no se presenten cambios drásticos que ocasionen destrucción en los terrenos, ni problemas en la atmósfera.

¿Sabías qué?

Se consumen alrededor de 86 millones de barriles de petróleo al día. Fuente: Diario de Negocios, hoy.com.ec

Colombia lleva cinco años trabajando en el desarrollo del cluster de los biocombustibles, lo que ha logrado posicionar al país en un segundo lugar en el subcontinente después de Brasil, en cuanto a la producción y al uso de los biocombustibles. Fuente: Almikar Acosta – Federación Nacional de Biocombustibles de Colombia.

Aproximadamente 5 millones de toneladas de petróleo fueron derramadas en el mar en el desastre del Golfo de México en 2010. Fuente: BBC

 

Comments

comments