#Emprendimiento: Escuela Devhack

Por la educación libre

Su nombre es Juan Guillermo Gómez, es ingeniero de sistemas y telemática con maestría en ingeniería de software, actualmente profesor universitario. Apasionado por la tecnología, la programación y por emprender. Su compañera de camino y mayor aliada es Diana Marcela Guzmán, administradora de empresas apasionada por el marketing digital, aunque ha trabajado por muchos años en el área de mercadeo educativo. Diana siente que ayuda a Juan a hacer el sueño real y Juan sabe que nada de eso sería posible sin ella, sin su aporte fundamental de disciplina y fuerza.

Lo que se traen entre manos este par es sin duda una idea innovadora: la primera escuela de hackers de la ciudad. Y ante el prejuicio que conlleva la palabra, Juan aclara que un hacker es realmente una persona creativa que le encantan los retos y solucionar problemas programando. Juan viajó a San Francisco en el marco de un evento de Google y ahí conoció un grupo de mexicanos que fundaron una escuela de hackers con unos principios diferentes a los de la educación tradicional.

Al regresar a Colombia se encontró con Diana y juntos crearon la escuela Devhack por varios motivos. El primero es que ambos son unos convencidos de la educación libre y les encanta enseñar lo que aprenden. El segundo es la experiencia colaborativa que ha tenido Juan en las diferentes comunidades de diseño de software. Y el tercero sus reflexionessobre el aprendizaje en sus años de docente. La escuela parte del convencimiento de que cualquier persona puede aprender a desarrollar software desde cero y que el conocimiento actual necesita ser actualizado. De hecho, para Devhack la clave de la buena educación es el trabajo en equipo.

Buscar el aprendizaje sin estar atado a la presión de un título permite al estudiante una educación enteramente práctica y de cooperación. Ello no implica informalidad de aprendizaje pues de hecho todos los cursos están certificados, lo que sí garantiza es que el grupo de estudiantes que ingresen a Devhack lo hagan por pura pasión y ganas de programar. Finalmente, como en las artes o los idiomas lo importante en el mundo laboral no es la
certificación, sino la aplicación del conocimiento, afirma Diana.

El equipo Devhack cree firmemente que programar será una necesidad imperiosa en el futuro, casi como hablar inglés. De ahí su interés en enseñar a pensar en soluciones a las nuevas generaciones. Actualmente la escuela ofrece cuatro cursos: Programación en iOS, Android Fundamentos de Programción, Front-end y Back-end.

Comments

comments