Extinción de las abejas, un pequeño gran problema

Extinción de las abejas, un pequeño gran problema

abejas

¿Sabía usted que hoy en día la naturaleza se encuentra en problemas, a nivel mundial, todo por causa de un diminuto ser? Aun cuando no pudiera ser esto evidente para casi nadie, nuestra madre tierra se halla en un desequilibrio desproporcionado, debido a la contaminación. Las abejas están sufriendo y muriendo a gran escala, en un fenómeno que los científicos han denominado El Síndrome del Colapso de las Colmenas, que no es más que la respuesta mortal a diversos factores tanto climáticos como químicos, en donde estos animales ya no hallan un ambiente adecuado para vivir. En principio parecería algo muy normal y no para alarmarse, sin embargo de la supervivencia de estos insectos depende la vida en general del planeta.

Las abejas, más importantes de lo que usted cree La polinización, el intercambio de polen entre las flores, ayuda a que las plantas se reproduzcan y que diversos animales se alimenten. Esta reproducción vegetal depende únicamente de ciertos insectos, como las abejas, moscas, mariposas, aves y murciélagos; los cuales transportan el polen de las plantas. De ese modo, el ecosistema puede desarrollarse: se forma la tierra que dan vida a los bosques; estos últimos producen oxígeno, previniendo la erosión del suelo y regulando el flujo del agua; de manera tal que la cadena alimenticia continúe su curso.

¿Por qué están muriendo las abejas?

Determinar cuál es la causa principal de la disminución de la población de las abejas es muy difícil de encontrar. Sin embargo, recientes estudios demuestran que la razón de su progresiva extinción se debe a factores todos derivados de la mala mano del hombre en la naturaleza. Estos son: la desnutrición, los plaguicidas, los cultivos transgénicos, la falta de biodiversidad genética, las toxinas en el medio ambiente, la radiación electromagnética y el famosísimo cambio climático.

Si se extinguieran las abejas, ¿qué pasaría con el ser humano?

Como se ha mencionado, las abejas constituyen un elemento primordial en la cadena y producción alimenticia de un ecosistema. Si ellas llegaran a desaparecer, paulatinamente la polinización de las plantas descendería, y con ellas su perpetuación y/o reproducción. Esto ocasionaría sin lugar a dudas un desequilibrio monumental en la agricultura, que depende directamente de estos animales. Según Green Peace en un reporte titulado “Alimentos bajo amenaza” si se sigue presentando este fenómeno, al cabo de unos pocos años comer una manzana será un lujo.

bocadilloabejas

Piquémonos ante el problema

Es necesario que protejamos la vida de estos seres vivos, cambiando de manera radical la forma como controlamos las plagas. Hay que evitar utilizar pesticidas y reemplazarlos por fumigantes de origen vegetal, que no afecten a los insectos polinizadores.

Recuerde el equilibrio ecológico

Las abejas son las responsables directas de la polinización, y sin ellas, las plantas no podrán reproducirse, y sin plantas, la fauna que se alimenta de ellas morirá. En pocas palabras, la cadena trófica o cadena alimenticia se rompe, y aunque mucha gente piense lo contrario, nosotros somos parte de esa cadena.

Comments

comments