Festivales de música en Colombia: creciendo en experiencias y formando al público

Festivales de música en Colombia: creciendo en experiencias y formando al público

festivales musica 3 art

Por Andrés Mesa Gallardo
@BizarroMesa

Los festivales de música son un tema que está tomando gran dimensión en el país y que el público va entendiendo poco a poco. No obstante, los asistentes hemos sido permeados a través de la historia por Rock al Parque, un festival que se centraba sólo en la música y quizás por esto mucha gente piensa que todos los festivales deben tener grandes leyendas musicales en su line up, y no tienen en cuenta el contexto vivencial.

Para que quede claro, un festival, más que asistir para oír música, se trata de vivir una experiencia, desconectarse del día a día y de la cotidianidad, disfrutar de la expresión que se quiera, caminando libremente mientras uno se viste y se comporta con libre albedrío. Así que es interesante ver cómo después de vivir la experiencia en el Festival Estéreo Picnic, el público se ha dado cuenta que este tipo de eventos son mucho más que música. Sin embargo, los organizadores de festivales deben tener en cuenta un punto clave: se debe hacer un trabajo de formación de público en el país.

Cali, por ejemplo, está un poco atrás frente a ciudades como Medellín y Bogotá. Rara vez en esta ciudad hay un concierto con un público que agote la boletería. Pero sí hay que dejar por escrito que existen muy buenas iniciativas de festivales que, en cierta medida, deben ampliar el tema del enriquecimiento cultural, tanto del festival como del público.

Es importante que las ciudades del país tengan festivales de música, pese a que no todas logren el tamaño de Rock al Parque o Estéreo Picnic, pues sirve para el desarrollo de una escena y para la formación de público. Para ilustrar, el festival Hermoso Ruido en Bogotá se llena porque es un espacio que muestra la escena alternativa del continente para descubrir grupos y generar circuito; el Breakfest Festival en Medellín agota la boletería porque es una experiencia que tiene todo el espíritu de un festival, no es tan grande pero aporta un punto positivo para la ciudad. Cali no se queda atrás, ahora llegó Sonorama D.C que ya tiene en la lista seis a ocho conciertos y arrancan el 17 de abril con la presentación de Babasónicos. Además tienen planillado el lanzamiento del nuevo álbum de Bomba Estéreo y al final del año abrirán las puertas del primer Festival Sonorama Distrito Capital.

En suma, la tarea es darle visibilidad al crecimiento de propuestas novedosas que hay en Colombia, y al comportamiento del público, así los espectadores irán entendiendo que es un parche ir a festivales, más allá de asistir sólo por la música. Un ejercicio que puede ir alimentando a futuro otros eventos que generen experiencias únicas en el país.

Finalmente, cito a Gabriel García, socio de T310 y Absent Papa, Empresas productoras del Festival Estéreo Picnic: “…se ha despertado un interés por el entendimiento de los festivales en Colombia. Siento que se va aprendiendo más sobre qué es un festival de música”.

Comments

comments