Habemos datos: la manera como otros manejan nuestra información

Habemos datos: la manera como otros manejan nuestra información

datos

Por Diony Ico Brath

Según el Diccionario de la Real Academia Española el uso de la palabra “Habemos” es del habla inculta; pero prefiero ser inculta usando esta palabra que no tener idea de qué es Habeas Data y si no sabía, ni conocía ninguna de las dos situaciones mencionadas, ¡está jodido o jodida!

El Habeas Data es un derecho fundamental que le permite a cualquier ciudadano, de a pie o de carro, conocer, actualizar, rectificar o eliminar sus datos personales. Puede hacerlo por derecho al olvido o por derecho a eliminar información que se considera obsoleta por el transcurso del tiempo y ha perdido su utilidad de los datos personales que son administrados por una empresa quien sería legalmente el Responsable del Tratamiento. Según el marco legal vigente, usted es titular de los datos personales que maneja el Responsable del Tratamiento, como su nombre, residencia, correo electrónico y hasta… el color de su ropa interior.

En Colombia desde el año 2012 a través de la Ley Estatutaria 1581, 1266 y el Decreto 1377 se garantiza el uso correcto de nuestra información recolectada en diferentes empresas con las cuales obtenemos servicios y productos. A grandes rasgos, es usted el único actor con el poder de decisión en torno a sus datos, usted puede autorizar o no el uso de sus datos, esto en ningún momento es un prerrequisito para el acceso a servicios y productos demandados por usted. Por otro lado, nadie podrá hacer uso de sus datos para fines diferentes a los estipulados en el Aviso de Privacidad de cada empresa. Le recomiendo leer cuanto Aviso de Privacidad se encuentre de sus proveedores, es allí donde usted puede decidir racionalmente cualquier acción sobre sus datos.

Es muy importante tener en cuenta que la rectificación, actualización o eliminación de datos no tienen ningún costo, ni tampoco necesita
de solicitud personal en la oficina central, basta con un correo electrónico, o para ir al grano, a través del canal PQRS (Peticiones, Quejas, Reclamos y Sugerencias). Otro dato importante, es muy común que las empresas tengan Aviso de Privacidad pero no Políticas de rotección de Datos Personales, las cuales detallan la manera en cómo el Responsable del Tratamiento hace uso de nuestra información y si cuenta con un sistema de archivo adecuado —es aquí donde está la letra pequeña—.

En ningún momento, lea bien, en ningún momento guarde silencio en torno a esa cantidad de avisos de privacidad que usted recibe en su bandeja de entrada desde hace años, para que esas empresas tengan su información es necesario su consentimiento o autorización para el manejo de datos.

Para cerrar este artículo, traigo alusión el caso de una polémica solicitud de “derecho al olvido” en la Unión Europea, el cual es considerado
como el Hito en la defensa de la privacidad. El Sr. Mario Costeja a través de un fallo tribunal obligó a Google a borrar sus datos personales.

Nota: Si en cumplimiento de la Misión y Visión de una idea de negocio o nueva empresa, es completamente necesario la recolección de
datos, cúrese en salud, construya un adecuado y coherente Aviso de Privacidad y Políticas de Protección de Datos Personales; seguidamente socialícelas, pero tampoco se vuelva “spam” y si cuenta con Página Web, publíquela. No olvide solicitar ayuda a profesionales especializados en el tema.

Comments

comments