Inflación: Cuide su bolsillo

Inflación: Cuide su bolsillo

inflación

La inflación no se trata de que los globos de su fiesta estén pasados de inflados, ¡no!, es un término que se ha escuchado más de lo normal últimamente y sobre todo cuando se habla del incremento del Salario Mínimo Mensual Vigente (SMMV). La inflación afecta de entrada a los ciudadanos “de a pie” (entiéndase ciudadano “de a pie” a todos aquellos que andamos en Masivos y cualquier medio de transporte público), por tal razón es importante que sepamos de qué se trata.

La inflación es un indicador económico que no sólo les compete al gobierno, sino también a los productores, consumidores y al Producto Interno Bruto, los cuales se desempeñan como los principales índices de la inflación en Colombia. Para evitar que siga leyendo sin entender, se explicará cada uno de los índices:

Índice de Precios al Consumidor (IPC): Indicador que mide los cambios de los precios de los frijolitos, el arroz, el transporte, la ropita, la educación… lo que llaman canasta familiar, en las principales ciudades y con una periodicidad mensual.

Índice de Precios del Productor (IPP): Se calcula mensualmente con base en los precios de la primera etapa de comercialización de los productos provenientes de los sectores económicos, por ejemplo el sector agropecuario. Estos precios no incluyen impuestos indirectos.

Deflactor del Producto Interno Bruto: Indicador que considera todos los precios de la papita, la yuca, el papel higiénico y servicios como turismo, seguros, créditos, internet, etc. No obstante, sólo incluye la producción final, es decir, no incluye la producción de insumos. Su periodicidad es anual.

En pocas palabras, cuando la inflación se dispara, el dinero pierde su valor. Por ejemplo el caso colombiano: lo que compraste el año pasado con 1 peso, hoy no será posible. Sin embargo, el Gobierno interviene para mantener niveles inflacionarios adecuados. El Gobierno lo hace a través del Banco de la República, el cual se encarga de la emisión y puesta en circulación de la moneda o restricción de la misma, lo que permite una dinámica saludable de la economía. Más detalladamente esto significa que: cuando hay mucho dinero en circulación, las personas tienen más dinero en el drill para adquirir productos y servicios, pero cuando hay demasiado dinero, el consumo es mayor que la capacidad de producción, los productos escasean y sus precios aumentan, esto quiere decir, INFLACIÓN. Por otro lado, si hay poco dinero, disminuye el consumo, la cantidad de productos disponible aumenta y los precios disminuyen. Esto produce el efecto contrario a la inflación, el cual es llamado DEFLACIÓN.

No obstante hay factores que ni el gobierno ni el Banco de la República pueden controlar, como el dólar, que afecta a todos los productos que se importan.

Para terminar y para que usted quede bien en cualquier reunión o conversación si se trata el tema, la Inflación significa el aumento de precios de los productos y servicios que usted y yo consumimos. Además puede incluir que: el Gobierno hizo un pobre intento de asegurar el dinero disponible en el mercado a través del paupérrimo aumento al Salario Mínimo Mensual Vigente para evitar al alza de precios.

 

Autor: Diony Ico Brath
Twitter: @DionyIco
Diony Ico

Comments

comments