Informe anual sobre la situación de los Derechos Humanos en Cali

Informe anual sobre la situación de los Derechos Humanos en Cali

informe

Hablar de Derechos Humanos no es fácil y menos en un país como Colombia, donde aparte de vulnerarlos todos los días muy poco se sabe sobre ellos. Casi siempre que encendemos un televisor o leemos un periódico nos topamos con una realidad difícil, en la que ha prevalecido la desigualdad, el abandono y la falta de oportunidades, en una línea que pareciera nunca acabar. Pero lo peor de todo es que nos hemos vendado los ojos e intentamos de todas las formas desconocerla, con esa actitud egoísta que no nos ha dejado progresar.

Es por eso que es importante saber qué es lo que sucede en nuestro entorno en materia de Derechos Humanos, más allá de lo que podamos creer o suponer; es necesario entender en su totalidad en qué estamos fallando y cómo podremos mejorar. Este es el motivo que impulsó a la Personería Municipal de Santiago de Cali en cabeza de su Personero, Andrés Santamaría, a presentar un informe que recogiera y organizara todos los aspectos concernientes a los derechos fundamentales de los habitantes de esta ciudad, con miras a visibilizar el panorama real de las personas y propender acciones de cambio positivo.

“Nosotros queremos trabajar, pero para eso tenemos que ser visibles ante la sociedad; que nos reconozcan como parte de ella” nos decía con el sosiego que la caracteriza la Hermana Alba Stella Barreto, directora de la Fundación Paz y Bien, —una de las más importantes del Distrito de Aguablanca de Cali—, cuando le consultamos su opinión sobre el informe presentado por la Personería. La Hermana, al igual que los asistentes al evento (en su mayoría líderes de la ciudad), expresó que esta forma de contarles a los caleños lo que sucede con sus Derechos Humanos, “genera inclusión y equidad”. Es que la Personería Municipal de Santiago de Cali rompió de manera contundente el estilo de cómo se rinde un informe. Con un montaje técnico sin precedentes en este estilo de presentación, llevado a cabo en el teatro-estudio de Telepacífico y apoyados con material audiovisual y testimonios en vivo se logró contar de forma didáctica y clara los datos recopilados de un informe de tan gran relevancia.

Un punto importante a resaltar de este informe es que hasta el momento ha sido el único que ha analizado el flagelo de la pobreza, que aunque no es la única causa, genera exclusión.

En el informe se podrá encontrar un completo balance de cómo está Cali en materia de seguridad, para pasar luego a un análisis completo de las garantías a los derechos fundamentales de los habitantes de la ciudad, en lo que concierne a lo económico, lo social, lo cultural y la salud.

También durante la presentación del informe se puso en evidencia el tema de los derechos colectivos, que muchas veces obviamos de nuestra cotidianidad, a pesar de que nos afectan de manera directa. Estamos hablando de la contaminación del agua, el deterioro ambiental de Los Farallones, la contaminación por ruido y la contaminación electromagnética causada por las antenas de telecomunicación. El Personero mostró su preocupación e instó a buscar soluciones prontas a estos problemas que nos golpean a todos.

Los asistentes al III Informe Anual Sobre la Situación de Derechos Humanos en Santiago de Cali pudieron vivenciar a través de las historias de las víctimas de la violencia y el olvido estatal, la realidad de una ciudad que añora y trabaja por un futuro mejor. El Personero, Andrés Santamaría, en un diálogo ameno, abierto y propositivo, expuso con ellos las necesidades y peticiones que tiene la población sobre diversos temas sociales de la ciudad, haciéndole un llamado especial a todos los entes gubernamentales involucrados a trabajar para hallar soluciones.

La Personería Municipal de Santiago de Cali quiso realizar esta presentación del informe justo en el día Internacional de los Derechos Humanos, como símbolo e invitación a respetarlos, promoverlos y exigirlos. El trato de cada una de las historias narradas por los protagonistas de vida durante el evento, dan fe de la calidad y profesionalismo que cuenta la Personería, que tiene siempre puesta su atención sobre las necesidades de los caleños. Pudimos observar con gran interés el amor que tiene mucha gente hacia esta institución que cada día está ganándole la batalla a la indiferencia y la indolencia.

Esperamos que muchos organismos gubernamentales adopten este tipo de iniciativas; que logren abrirse a la gente, invitándola a conocer qué, cómo y cuándo hacen sus labores, para así construir de una vez por todas, la paz con la que tanto soñamos.

¡Vivan los Derechos Humanos!

Pobreza

En Cali el 11,1% de sus habitantes tienen por lo menos una de sus necesidades básicas insatisfechas y el porcentaje más crítico se presenta en la zona rural, compuesta por 15 corregimientos, donde hay un 18,92% de la población con NBI (Necesidades Básicas Insatisfechas).

Desempleo

En Cali el desempleo es del 13%, mientras que a nivel nacional alcanza 9.1%, lo cual es una manifestación de la falta de oportunidades en la ciudad.

Homicidios

Entre el 1 enero y el 31 de octubre de este año se han cometido un total de 1.256 homicidios, de estos el 87.5% con armas de fuego. El derecho a la vida está siendo vulnerado.

Desplazamiento

Más de 140 mil desplazados se encuentran en la actualidad en Cali, que es una de las mayores receptoras de esta población que tiene el país. A la Sultana llegan, desplazados por la violencia, grupos de personas provenientes de casi todo el Pacífico colombiano.

Salud

La situación de la atención en salud frente a la pobreza también es un panorama que exige soluciones urgentes. Se dio a conocer que en Cali 1’400.000 personas no están afiliadas al régimen subsidiado, es decir que sólo 600.000 si lo están. El Informe señala además que el 8% de la población caleña no tiene aseguramiento alguno.

Agua

Existe una degradación constante en los siete ríos que abastecen a la ciudad, en especial el río Cauca que abastece el 70% de la población caleña. El informe resalta el deterioro ambiental causal de los cortes abruptos.

Farallones

La personería evidenció el deterioro de la zona de Los Farallones de Cali la cual está siendo invadida por la propiedad privada y la explotación minera ilegal.

Comments

comments