La multiplicación de los peces

La multiplicación de los peces

El ser humano desde la antigüedad se ha alimentado del mar. Anzuelos, redes y barcos pesqueros hacen parte del gran arsenal con el que se extraen toneladas diarias de diferentes especies marinas alrededor del planeta. Estas cantidades aumentan a diario, teniendo en cuenta que la población mundial para finales de este año 2011, será mayor a los 7.000 millones, según las proyecciones de las Naciones Unidas.

Colombia cuenta con 997 mil kilómetros de mares, aguas con temperaturas agradables y ricas en alimentos, lo cual es de alto interés para diferentes especies marinas y hace de nuestros mares espacios ideales para dar a luz a sus crías o para su reproducción. Los animales marinos son muy vulnerables a los barcos pesqueros piratas, quienes aprovechan las épocas de migración para realizar grandes cacerías; el gran problema es que en estas cacerías resultan atrapadas todo tipo de especies, algunas sólo son atractivas por partes de su cuerpo, como es el caso de la aleta de tiburón azul; otros cazan ballenas a muy temprana edad y otras que simplemente no son comercializadas son desechadas como es el caso de delfines, llevando a algunas especies casi a su extinción.

A principios del mes de octubre de este 2011, en el declarado por la UNESCO Santuario de Fauna y Flora de Malpelo, buzos de nacionalidad rusa alertaron a las autoridades que en la zona donde realizaban las prácticas, encontraron más de 2.000 tiburones muertos en el fondo del mar y todos con la misma característica: les habían cortado su aleta y morían desangrados.

Los responsables: 10 barcos con procedencia de Costa Rica. El hecho fue noticia por un par de días en los medios de comunicación tradicional y ambos países de forma muy diplomática se declararon en contra del hecho, además se comprometieron a ser más rigurosos en la penalización de estos hechos.

El cuento es que la vida animal, la flora y el agua hacen parte de nuestras únicas fuentes de alimento sobre el planeta. Aquíla diplomacia y comprometerse a ser más rigurosos en las penalizaciones no regresa a la vida o regenera los ecosistemas completamente destruidos.

Se hace necesario un control estricto del cumplimiento de las restricciones de pesca en nuestros mares, los cuales son muy apetecidos y atacados con este tipo de modalidad pirata de pesca. El Bioclavo hace este llamado a nuestras autoridades regionales y nacionales.

Cuenta la historia que hace muchos años existió un gran líder, y que un día realizó un acto, atribuible más a un dios que aun simple terrestre; multiplicó canastas llenas de pescados para saciar el hambre de sus seguidores; también cuenta la historia que este gran líder prometió regresar. Ojalá que en ese momento exista por lo menos un pescado para que éste lo pueda multiplicar, ¡porque seremos muchos más de 7.000 millones de seres humanos con la misma necesidad!

¿Sabías que?

En Asia un plato de Sopa de Aleta de tiburón puede costar hasta $90 dólares. Fuente:www.chubut.gov.ar

Según investigadores de la Universidad Nacional, la piangua, el atún y los camarones se encuentran al borde de la extinción en Colombia.

Se estima que el 80% de la pesca marina en Colombia se realiza en aguas del Océano Pacífico, donde algunas especies comienzan a disminuir. Fuente: www.agenciadenoticias.unal.edu.co

En 2010 en los mares Rojo y de Galilea se prohibió la pesca para permitir la recuperación de la vida submarina.

Comments

comments