La naturaleza se viste de arte “Matildas”

La naturaleza se viste de arte “Matildas”

Materas - Cortesía Matildas (3)

Para lograr plasmar y expresar ideas en un objeto tan común como un matera, se necesita un toque de creatividad, mucha imaginación y un gran espíritu innovador; Camila González es una comunicadora social que al verse envuelta en la infortunada situación actual del país que se caracteriza por la falta de oportunidades laborales, logró llevar a cabo una idea de diseño al mundo de los negocios bajo el nombre de” Matildas”.

Materas - Cortesía Matildas (5)Teniendo en cuenta que el arte no significa lo mismo para todos y que cada persona desarrolla diferentes percepciones acerca de una misma imagen, cosa, sonido, figura o cualquier elemento artístico, “Matildas” se muestra como un diseño de materas con estilo propio para cada persona, pues aunque cada matera tiene su propia personalidad, también se tienen en cuenta las necesidades y gustos de la persona que recibirá y cuidará la matera con su respectiva planta.

No sobra recordar que, aparte del diseño que se realiza a mano en cada una de las materas de barro, también se hace una asesoría acerca de la planta más adecuada para la persona o la ocasión. Camila, la que pinta y le entrega estas piezas artísticas a la gente confirma: “cuando me piden algo muy concreto, si me gusta me inspiro; pero, si no me gusta tanto la idea, intento indagar en el gusto de la persona, hasta conseguir algo concreto que me llame la atención“.

Materas - Cortesía Matildas (1)Otra característica que hace que el pintar materas sea un arte, es la conexión que logra hacer entre la naturaleza y el arte alternativo, convirtiendo así sus creaciones en un excelente detalle para cualquier persona; pues siendo sinceros estos son los tipos de elementos que no pueden faltar en una casa, en una oficina, o en cualquier otro lugar que habite el ser humano. Además, con la escases de recursos naturales que por estos días envuelve el mundo, no está de más adornar el entorno en el que se vive con una buena compañía vegetal, vestida de arte.

Es de esperarse que esta manifestación artística se riegue por todo nuestro país. Mientras esto sucede, hay que apoyar a los artistas nacionales que logran llevar a la realidad las ideas que inicialmente suenan un poco locas pero que, con dedicación, se han abierto un espacio en éste mundo tangible.

Una idea que se vuelve arte debe ser liderada por quienes están dispuestos a darlo todo por ella. En esta ocasión, una idea se encargó de vestir plantas, con los mejores colores gracias a Matildas.

Comments

comments

Leave a Reply

*