La Punzada,”Pa’ que no se le olvide”

La Punzada,”Pa’ que no se le olvide”

Foto: diarioadn.co

Foto: diarioadn.co

Por Felipe Delgado
@FelipeDelRo23

La salud, ¿derecho o privilegio?

Un pasaje del artículo 13 de la Constitución Política dice: “El Estado protegerá especialmente a aquellas personas que por su condición económica, física o mental, se encuentren en circunstancia de debilidad manifiesta y sancionará los abusos o maltratos que contra ellas se cometan”. Esto es inspirador, pero cuando vemos el caso de Camila Abuabara y su lucha contra la EPS Sanitas parece un chiste de mal gusto.

Camila, como muchos colombianos, sólo por medio de una tutela pudo conseguir un trasplante de médula ósea para combatir la leucemia linfoblástica aguda que padece. El costo de la operación ronda los 4.000 millones de pesos y es por esto que la EPS argumentó que dicho costo era muy elevado y no podía asumirlo, algo que parece muy absurdo si tomamos en cuenta que el Ministerio de Salud asegura que hay un hueco de 5 billones de pesos que las EPS les adeudan al FOSYGA. Camila no representaba la mayor amenaza para los recursos del sistema de seguridad social. La Contraloría ha dictado fallos por corrupción en salud por más de $1,4 billones e indaga otros 30 expedientes en los que se calcula que se perdieron o fueron robados unos $4,2 billones más.

Las regalías regaladas

Las regalías son dineros que recibe el estado por la explotación de los recursos naturales no renovables, es decir, aquellos recursos que se extinguen con el transcurso del tiempo. Las regalías pueden ser directas o indirectas. Las directas son para los departamentos productores —donde se ubican los yacimientos— y los puertos por donde se transporta el petróleo y sus derivados. Las indirectas son para los departamentos no productores.

De acuerdo a estudios realizados en 2012 las empresas que extraen estos recursos generan ingresos de 3,4 billones de pesos en regalías al año de los cuales el 76% de esa suma (2,5 billones) corresponden a regalías directas y se concentra en solo el 11% de la población nacional; es decir, que el 76% de las regalías que produce Colombia se destina al 11% de los Colombianos.

Son siete departamentos que se benefician de las regalías directas: Arauca, Casanare, Córdoba, Huila, La Guajira, Meta y Sucre. Sorprende ver que sean los departamentos más subdesarrollados del país. En Casanare hubo un caso de excedentes por 44.000 millones de regalías que fueron declaradas perdidas, tras supuestas inversiones en la doble calzada de Bogotá-Girardot. En un corregimiento del Cesar se construyó un colegio cuyo costo fue de alrededor de 5.000 millones con dinero de regalías, el problema fue que construyeron en una pronta explotación de carbón. Conclusión: 5.000 millones de pesos a la basura.

¿Y quién les cumple a los deportistas?

Estamos cerca de algo menos de dos años de los juegos olímpicos Rio 2016 y recordamos con orgullo el gran logro que la delegación deportiva colombiana consiguió en Londres 2012, (8 medallas en total), pero también lo
hacemos con tristeza debido a las promesas incumplidas por parte del gobierno hacia estos héroes del deporte nacional. A Óscar Figueroa y a Jackeline Rentería, el Gobierno Municipal de Cali les prometió que les regalaría una vivienda por la meta que habían logrado. Un año después su proeza, aún no se les ha cumplido; hoy ninguno tiene su vivienda propia y dicha promesa se esfumó en el tiempo.

Clávate la cifra:

La guerra en Colombia

• 600.000 personas asesinadas entre 1990 y 2012, por diversos grupos armados.

• Según el Fondo de Programas Especiales para la paz, son cerca de 14.000 millones de pesos los que se han invertido en el proceso de paz en Colombia.

• 662.468 hectáreas son reclamadas por campesinos que tuvieron que abandonarlas por la presencia de las FARC.

• 64.000 hectáreas (640 km2) del país están destinados a la siembra de coca, es casi dos veces el tamaño de Medellín.

 

Comments

comments