Lo caro de ser sirena

Lo caro de ser sirena

apnea-lanzarote

 

¿Cuánto cuesta ser apneista?

 

Tal vez usted no conozca qué sea esto o simplemente lo relaciona con el trastorno de la respiración durante el sueño, pero no. Según Alberto Pelizzari y Stefano Tovaglieri en su libro “Curso de Apnea” es un deporte que nace hace 10.000 años con la necesidad de obtener alimentos de los mares. Solo hasta 1913 adquiere su identidad propia cuando, por una apuesta, el Señor Ramiondo Bucher se sumerge 30 metros convirtiéndose en el hombre más profundo.

¡Y cómo sale de barato!

  • Bi-aletas estándar o de carbono: Entre $80.000 y 1’300.000 pesos.
  • Careta marca Sphera (especial para apnea): $140.000.
  • Curso Base apnea: entre 200.000 y 600.000 pesos.
  • Gafas para natación (algunos deportistas no suelen usarlas): $35.000.
  • Gorro de silicona: $25.000.
  • Lastre 2 kilos: $30.000 (el valor varia según el peso y el material del cual está realizado).
  • Mono aleta de fibra de vidrio semirrígida especial para piscina: $1’700.000.
  • Nose Clip: $80.000.
  • Profundímetro Suunto D4i: $1’100.000 pesos.
  • Traje de baño dama: entre $30.000 y $100.000.
  • Traje de baño hombre: $35.000.
  • Traje de Neopreno: Traje completo Body Glove de grosor estándar 3.2 mm $520.000 y de dos piezas marca Elioss 2mm $700.000 o marca Orca de grosor 1mm que puede costar entre $540.000 y $1`260.00 pesos.

No pretendo que concluya que es un deporte de niveles socioeconómicos altos, no. Es un deporte que apasiona a varios hijos de nuestro país, con plata sin plata, con apoyo o sin él, como usted y como yo; que con mucho orgullo han representado nuestro país. Sí, personas como Felipe Bedoya, Frank y Karl Pernett, Alejandro Páez Ramos, Francisco Chávez, Sandra Escobar, Walid Boudhiaf (tunecino), entre otros, que no han permitido que este deporte muera en nuestro país.

Les aseguro que cualquier deporte de alto rendimiento es caro, la cuestión es que Colombia tiene excelentes deportistas que no son futbolistas y que necesitan todo nuestro apoyo ya sea con platica o con la apretada de nalga frente al tv, como cuando el partido se define por penaltis y se grita ¡Goooooool!.

Comments

comments