¡Mamá, estoy triunfando!

¡Mamá, estoy triunfando!

Fotos: Mundo Clavo - EL CLAVO

Si lo más exótico que has visto son los rastas de San Andrés, crees que la guerrilla y los paras son un mal inevitable o que nuestro Presidente es un oasis de cordura en medio de un continente cada vez más loco, tal vez lo que te hace falta es tener una perspectiva más amplia. Y tal vez esto no se logre con unas simples vacaciones en el exterior, sino estudiando en contacto con otras culturas, viendo otras formas de afrontar los problemas y percibiendo a Colombia desde afuera.

La razón obvia para estudiar en una universidad extranjera es que entre ellas están las mejores del mundo, con programas de maestrías y doctorados que ni siquiera existen en nuestro país. También es una buena oportunidad para los que nunca han salido del “hotel mamá” y huir de ciertos padres sobreprotectores. Vivir por fuera permite afrontar retos que nuestros papás siempre han resuelto por nosotros, y para la mayoría es una experiencia bastante enriquecedora.

Lo mejor del cuento es que no necesariamente tus papás deben tener $60 millones en el banco para patrocinarte el gustico, ya que ahora hay más opciones para estudiar fuera. Eso sí, los que pensaban que la nota es lo de menos y que a punta de actitud logran tramar al que tengan en frente, que se vayan bajando de esa nube. Las universidades y quienes patrocinan posgrados en el exterior prefieren apoyar a los buenos estudiantes, ya que las notas son el único elemento que pueden evaluar más o menos objetivamente. Otro elemento bien visto por las instituciones internacionales es que hayas emprendido o trabajado como voluntario en proyectos relacionados con lo que quieres estudiar, que en muchos casos pueden suplir la falta de formación en ese área específica.

Finalmente, algo que sería bueno tener claro antes de meterse en un plan de estos es qué se va a hacer al graduarse. Hay quienes piensan que sólo por tener un diploma extranjero van a tener mejor sueldo al volver o al quedarse trabajando en otro país, pero aunque esto sea cierto en muchos casos, vale la pena preguntarse si esta oportunidad no debería orientarse mejor a trabajar para mejorar el país con lo que se aprendió por fuera.

Tal vez después de esta experiencia lo que siempre vimos como un problema inevitable, gracias a una perspectiva más amplia lo acabemos viendo como una tormenta en un vaso de agua que podemos ayudar a superar.

Algunas buenas opciones

Beca Alban

www.programalban.org

Cubre el 75% de los costos totales (matrícula, alojamiento, mantenimiento, pasajes, etc.) para estudiar maestrías y doctorados en países de la Unión Europea. Para programas a partir del segundo semestre de 2008 hay que postularse antes de diciembre de 2007. Exigen fondos propios con los cuales pagar el 25% que no cubre la beca.

Colfuturo

www.colfuturo.org.co

Crédito hasta por US$25.000 para estudiar una maestría o doctorado en el exterior que dure entre uno y dos años. Además exige certificación del dominio de un segundo idioma así se vaya a estudiar en español y hay que postularse antes de mayo de 2008. Lo bacano de este crédito es que si el estudiante vuelve al país a aplicar lo que aprendió en sus estudios de posgrado, le rebajan entre el 25% y el 50% de la deuda. Exige fondos propios y dos codeudores, uno con propiedad raíz.

Icetex

www.icetex.gov.co

Ofrece un crédito hasta por US$16.000 para estudiar carreras, maestrías y doctorados. Exige fondos propios y dos codeudores, uno con propiedad raíz.

Comments

comments